abc Radio


[Video] Van Eeden presenta 1525 en la Costa del Sol, Málaga

  • Domingo 12 de marzo de 2017
  • en Arte

María Esther Beltrán Martínez

Andalucía, España. (OEM-Informex).- El Centro de Arte
Contemporáneo de Málaga (CAC), recibe 250 dibujos, obra del
artistas holandés Marcel van Eeden, entre las que se encuentra la
serie titulada “1525”, en la que el público se sumerge a una
historieta donde el punto central es la ciudad de la Costa del Sol
y en donde se celebran diversas conspiraciones, secretos, recetas
ocultas para envenenar a personajes renombrados.

La muestra reúne obras realizadas con lápiz, acuarelas y
pasteles al óleo. Los formatos son medianos, pequeños y hay dos
obras de gran formato, que miden cinco metros y están dedicadas a
la ciudad de Málaga.

Marcel van Eeden es un artista que selecciona imágenes de
periódicos, revistas, libros de historia, fotografías y postales,
las reinterpreta con sus lápices fusionando su faceta de narrador
con la de pintor.

El curador de la exposición es Fernando Francés, quien explica
que “los dibujos de Marcel pueden considerarse como una especie
de cuaderno existencialista. Y es que su obra no se detiene en una
idea superficial, en una mezcla de lápiz con papel, Van Eeden es
más, es un narrador de la existencia.

Fue el tema de la muerte lo que despertó el interés de Van
Eeden por la filosofía nihilista de Schopenhauer y los aforismos
de Emil Cioran, donde está el hecho de no haber nacido y lo que
nos precede, que tienen el mismo valor. Para Marcel van Eeden su
trabajo es una manera de conectar con la no existencia, y su propia
no existencia (en el pasado y en el futuro). Por muy apasionante
que sea nuestra vida, solo dejaremos unas cuantas imágenes
descoloridas, y aunque una persona las rescate del pasado, éstas
permanecen silenciosas y olvidadas. La idea de que el mundo
seguirá igual sin nosotros, fascina al artista”.

Para el periodista y dramaturgo Pablo Bujalance, Marcel actúa
en sus trabajos como un detective. Sigue las pistas de sus
personajes y actúa siempre de manera harto disciplinada, con la
precisión de un cirujano. Sitúa cada pesquisa encontrada en el
lugar que considera más oportuno dentro de la narración de los
acontecimientos.

La muestra está formada por siete series más cinco obras
individuales que muestran las aventuras de Oswald Sollmann, Celia
Coplestone y KathI Leisching. “The Zurich Trial. Part 1”:
“Witness for the Prosecution”, 2008-2009; “The Strange Case
of Kathy Leisching”, 2010; “Cat 11: Funny Jokes”, 2012;
“Gladbeck” 1928, 2013; “The Room” (“The Hotel, Part
2”), 2013; “The Restaurant” (“The Hotel, Part 3”), 2013 y
1525, 2016. Entre los dibujos individuales de la exposición se
encuentran vistas de ciudades y detalles florales, con apariencia
de papel decorativo de pared.
La serie creada
especialmente para el CAC Málaga 1525, 2016, está formada por un
total de 22 dibujos a lápiz negro y de colores sobre papel
verjurado.

“La historia de esta serie comienza en la
Alemania de 1525, concretamente en la “Revuelta de los Campesinos
Alemanes”. En este levantamiento, no solo participaron
campesinos, sino más de la mitad de los habitantes de
Frankenhausen: burgueses, nobles, trabajadores y artesanos.

El viajero Oswald Sollmann, su principal protagonista, tiene un
marcado perfil autobiográfico (suele aparecer en las ciudades que
Marcel van Eeden ha visitado previamente), es el director de su
propio museo y coleccionista principalmente de dibujos, sobre todo
de Grünewald. Matthias Grünewald (s. XV – XVI) identificado en la
obra de Van Eeden como “Mathis”, es un pintor renacentista que
tendrá un papel primordial en la serie.

La “Revuelta de los Campesinos” acabó (según Van Eeden)
gracias al arzobispo de Maguncia, Albrecht van Brandenburg. Este
mandó construir la Catedral de La Haya, además de encargar
diversas obras para el interior de la misma a Grünewald. Al
tiempo, el arzobispo comprobó que Indagine y Grünewald tramaban
envenenarlo con una poción secreta, un veneno cuya fórmula fue
dibujada en la obra “Christus am Kreuz” del pintor.

Tras esto, recortaron el dibujo y escondieron la fórmula del
veneno en una reliquia de latón que regalaron con motivo de la
construcción de la nueva Catedral de Málaga.

Descubierto y temiendo por su propia vida, Grünewald huyó a
Fráncfort donde murió, según Van Eeden debido a la pandemia del
31 de agosto de 1525. La historia se retoma a octubre de 1921,
cuando Sollmann visita la ciudad de Málaga y sin saber muy bien
dónde había obtenido la información secreta, le compró la
reliquia poseedora del antiguo veneno a Heredia”, explica el
artista.

A esta serie se suman obras realizadas en 2017, en el CAC
Málaga muestran dos vistas de la ciudad antes del 1925, una de la
calle Larios y otra de la Plaza de la Marina con la Catedral de
Málaga al fondo.

La exposición cuenta con un catálogo bilingüe.