abc Radio


”Casablanca”, una obra icónica que marcó una era

  • Viernes 24 de noviembre de 2017
  • en Cine

Considerada por el American Film Institute como la tercera mejor película del cine, solo superada por Ciudadano Kane, de Orson Welles y El Padrino, de Francis Ford Coppola, la historia de amor interpretada por Humphrey Bogart e Ingrid Bergman, a 75 años de su estreno, sigue siendo un clásico inolvidable

Lo que iba a ser un pequeño proyecto acabó convirtiéndose, pese al caos durante el rodaje, en uno de los grandes mitos de la historia del cine. En un principio Sam iba a ser una mujer y a Rick lo iba a interpretar Ronald Reagan. Pero, para suerte de los cinéfilos, Casablanca ha pasado a la historia del cine con la voz ronca de Doolew Wilson cantando “As time goes by” mientras Humphrey Bogart e Ingrid Bergman recordaban París.

 


 

 

A 75 años después de su estreno, se mantiene como una película de referencia, sobre todo de una historia de amor que se redime en el sacrificio, pero un testimonio político en el contexto de la Segunda Guerra Mundial.

A nivel cultural, la cinta logró traspasar las barreras del tiempo y frases como “Siempre nos quedará París”, forman parte de la memoria colectiva de varias generaciones.

 

UN FILME DE CULTO

Basada en la obra de teatro Everybody Comes to Rick’sm, Casablanca fue dirigida por Michael Curtiz y consiguió tres Oscar: mejor película, mejor director y mejor guión adaptado, para el texto escrito por los gemelos Julius J. y Philip G. Epstein y Howard Kock.

Con Ingrid Bergman y Humphrey Bogart en cartel, el filme estaba llamado a convertirse en un auténtico éxito en su época y más tarde en leyenda del cine, mezclando una historia de amor con el patriotismo propio de los tiempos de guerra.

 


 

 

 

RICK BLAINE, HÉROE ESTADOUNIDENSE

A Casablanca llegan de todas partes refugiados que huyen del nazismo con la esperanza de conseguir el salvoconducto que les llevará a Lisboa y después a Estados Unidos y, muchos de ellos, se reúnen cada noche en el Café de Rick (Humphrey Bogart).

El estadounidense Rick Blaine acaba siendo la última esperanza del líder checo y héroe de la resistencia Victor Laszlo, perseguido por los nazis, a pesar de que había sido amante de su esposa, Ilsa Lund (Ingrid Bergman), antes de que la entrada de las tropas alemanas en París les hubiera obligado a separarse.

 


 

 

“Es una de las películas más excitantes y mordaces del año” decía la crítica publicada en The New York Times al día siguiente del estreno de la película el 26 de noviembre de 1942. Casablanca levantó algunas ampollas y, por ejemplo, la censura italiana y la española modificaron el doblaje del diálogo en el que se menciona que Rick Blaine había llevado armas a Etiopía en 1935 y en 1936 y se había enrolado en las Brigadas Internacionales para combatir contra el bando franquista en la guerra civil española.

Rick Blaine es uno de los grandes héroes del cine de Hollywood, solo superado por Atticus Finch, Indiana Jones y James Bond, según la clasificación del American Film Institute que, en su selección de leyendas del cine, sitúa en lo más alto de la lista a Humphrey Bogart entre los actores, y en el número cuatro a Ingrid Bergman entre las actrices.