abc Radio


Demanda capacitar a autoridades para prevenir y erradicar la violencia de género

  • Domingo 5 de febrero de 2017
  • en Cultura

A 10 años de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida
Libre de Violencia, legisladoras y especialistas demandaron
armonizar las leyes estatales, así como capacitar a autoridades de
procuración de justicia y policíaca, para hacer efectiva la
atención, prevención y erradicación de las agresiones contra la
población femenina, tanto en el aspecto físico, emocional, así
como en lo social, cultural y político.

Las presidentas de las Comisiones para la Igualdad de Género,
Diva Hadamira Gastélum (PRI); y de Derechos Humanos, Angélica de
la Peña Gómez (PRD), señalaron que en México a las mujeres se
les sigue viendo y tratando como objetos sin opinión ni
derechos.

La presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres),
Lorena Cruz Sánchez, destacó que a pesar de importantes avances
tanto en el aspecto legislativo como en políticas públicas,
existen incongruencias en algunas entidades donde se castiga más
el robo de ganado que el abuso sexual.

Durante el foro “A 10 años de la Ley General de Acceso de las
Mujeres a una Vida Libre de Violencia, ¿Qué ha pasado?”, las
senadoras respaldaron el planteamiento de representantes de
organizaciones civiles y de expertas para emprender precisamente
modificaciones a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre
de Violencia.

Gastélum señaló que a 10 años de promulgarse dicha ley,
“pareciera que no quiere parar la violencia en contra de las
mujeres, pese a tener muchas políticas públicas y leyes -los
números de las estadísticas de agresiones de género- reflejan la
urgencia de revisar lo que está pasando con la violencia de
género”.

Habló de que libran una lucha contra la violencia política, al
cual definió como “el blindaje” necesario para alcanzar un
mejor tránsito a la democracia paritaria, “que hemos alcanzado
en el Senado y hoy podemos tener derechos políticos, quizás no
totalmente blindados, pero sí con mejores condiciones de
participación entre hombres y mujeres”.

En su turno, la senadora perredista De la Peña Gómez, además
consideró prioritario transformar los modelos socioculturales de
mujeres y hombres incluyendo la formulación de programas de
acción formales y no formales en todos los niveles educativos y de
instrucción, para erradicar las conductas que generan la violencia
de género y fomentar una cultura de igualdad.

Hizo énfasis al señalar que existen también situaciones a
corregir dentro del Plan Nacional para Prevenir y Erradicar la
Violencia Contra las Mujeres, pues solo contempla tres
aspectos.

El primero señala que se debe fomentar el conocimiento de los
derechos de las mujeres, “esta es la gran política, que traslada
a los tres órdenes de Gobierno, a los órganos autónomos y vida
cotidiana de la mujeres, no se han cumplido”, enfatizó la
legisladora.

Dicho plan señala también la responsabilidad de transformar
los modelos socioculturales de conducta de mujeres y hombres,
incluso en los programas formales y no formales de educación, para
combatir las conductas estereotipadas, además de educar y
capacitar al personal de procuración de justicia y policiales.
“Esto es todo lo que contempla, yo digo que son muchos más los
temas y siguen estando pendientes.”

Al evento acudieron también las senadoras Sylvia Leticia
Martínez Elizondo, del PAN y María del Rocío Pineda Gochi, del
PRI, así como la secretaria general del Sindicato de Trabajadores
de la Cámara Alta, Bertha Orozco.

La magistrada Lilia Mónica López Benítez, en representación
de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), refirió que
se requiere de la unificación de las leyes a nivel nacional y de
la participación de todos los actores de Gobierno, políticos y
sociales, pues las estadísticas de ONU Mujeres revelan que en
México, una de cada tres mujeres ha sufrido agresiones físicas
y/o sexuales, y una de cada dos, ha sido asesinada.

Cruz Sánchez, de Inmujeres, subrayó que las cifras sobre
feminicidios, violencia de pareja, violencia sexual, física y
económica, de mujeres desaparecidas y trata de personas, “dejan
claro que, aunque tenemos una de las mejores leyes para atender la
violencia de género, estamos ante un gran problema
nacional”.

Hizo un llamado a la participación coordinada de los tres
órdenes de Gobierno, legisladores, y organizaciones civiles,
porque consideró que así se logrará superar los retos en
diversos aspectos, como fortalecer la transversalidad de la
perspectiva de género dentro de las políticas públicas.

La presidenta de la Comisión de Igualdad de Género de la
Cámara de Diputados, Laura Nereyda Plascencia, resaltó el rezago
en municipios donde la mayoría de las autoridades en el ámbito
local, incluidos alcaldes, desconocen la ley a favor de las
mujeres.