abc Radio


El mundo necesita compasión: John Connolly

  • Sábado 8 de septiembre de 2018
  • en Cultura

John Connolly, escritor irlandés conocido principalmente por sus novelas policíacas y, en especial, por la serie que protagoniza el detective
Charlie Parker
, ofrece la entrevista en español e inglés. Dice que ha aprendido nuestro idioma porque se ha dado cuenta que tiene muchos lectores, de “este lado” o sea América Latina y reconoce que al público que más le interesa llegar es al joven y continuar en la provocación de emociones.

El autor de
La canción de las sombras
y
El invierno de El lobo
se encuentra en la entidad potosina donde ayer ofreció una conferencia magistral en la tercera edición del festival
Huellas del Crimen
que moderó Jorge Alberto Gudiño Hernández. De sonrisa franca Connolly, de cincuenta años (31 mayo 1968), explica la génesis de su propuesta literaria.

“Cuando era joven me gustaban las novelas de crimen, detectivescas y los cuentos de fantasmas que son muy importantes para los irlandeses, porque en el siglo 19 no había novelas de asesinatos. Tenemos una preferencia por la historias como
Drácula
(Bram Stoker) o
El retrato de Dorian Gray
de Óscar Wilde”.

Y agrega en un inglés fluido: “Cuando comencé a escribir quería crear una combinación de novela de crimen y gótica. Elegí el género de la novela negra, pero no de manera típica, sino combinarla con los cuentos de fantasmas”, menciona el escritor y después aclara por qué a los seres humanos les interesa leer tramas con el mal, como protagonista.

“Siempre somos interesantes en el mal, en las pasiones humanas tan temibles y eso nunca va a cambiar, es de interés universal, somos capaces de hacer cosas terribles, porque la violencia es terrible, por ejemplo contra las mujeres, la doméstica, es algo que debilita y destruye la vida de las personas, pero no es material para novela de crimen”.

En ese sentido, abundó sobre el contenido de las historias de suspenso: “Leemos para entretenernos y quien escoge las novelas de misterio no lo hace para que le den clase de moral ni de justicia social”, posteriormente Connolly habló de su público lector.

“Tengo muchos lectores hombres, son malos para leer la ficción, las mujeres son mejores para eso, leen todo tipo de géneros y tipo de escritores, es difícil que los varones escojan la novela de una mujer, como que piensan que no pueden aprender de ellas o no pueden ser divertidas, cuando en verdad lo son.

“A mí me gusta ver en mi audiencia a los jóvenes, las personas que leen ficción son más empáticas y comprensivas se han hecho estudios en Irlanda sobre la gente que lee es más compasiva. Vivimos en un mundo que necesita la compasión, por eso me da mucho gusto ver a un muchacho escogiendo mis libros”.

En cuanto
Charlie Parker
el detective de ficción creado por Connolly para protagonizar su serie de libros cargados de misterio, reconoció que tomó el nombre del reconocido jazzista al que apodaban
Bird
sobrenombre que le parece espiritual y respecto a si considera que el antihéroe de sus historias es su alter-ego, el entrevistado responde para concluir la charla: “Parker es un ejemplo extremo de mí. He vivido perdidas, dolor físico y él ha pasado por más dolor y tiene más enojo e ira y quiere actuar por los vulnerables y que no sufran lo que él, por eso se pone en el plan de castigar y comenzar una batalla cruzada con el mal”.