abc Radio


El Principito, la obra más leída después de la Biblia

  • Martes 13 de diciembre de 2016
  • en Cultura

El Gobierno francés rindió homenaje hoy a la memoria del
célebre escritor y aviador Antoine de Saint-Exupéry, con motivo
del 70 aniversario de la publicación en Francia de "El
Principito", la obra más leída en el mundo después de la
Biblia.

En una exclusiva ceremonia en el Panteón de París, el ministro
de Defensa, Jean-Yves Le Drian, y la ministra de Cultura, Audrey
Azoulay, brindaron honores y colocaron una ofrenda floral junto a
la placa conmemorativa del piloto francés, autor de "El
Principito".

Este tierno cuento fue publicado por primera vez en 1943 en
Estados Unidos por la editorial estadounidense Reynal &
Hitchcock, pero no fue hasta tres años más tarde cuando la
editorial Gallimard pudo publicarlo en Francia, con el fin de la
Segunda Guerra Mundial.

La historia, que guarda gran similitud con un accidente aéreo
que sufrió el propio autor en 1935 en el desierto del Sahara,
muestra "el compromiso humanista" de Saint-Exupéry, enfatizó
Azoulay.


Entérate:
Casa de subastas francesa
halla un dibujo de Da Vinci

Traducida a unas 270 lenguas, es la obra literaria más
traducida en el mundo después de la Biblia y ha vendido más de
145 millones de ejemplares.

Durante el homenaje, Azoulay destacó también el "compromiso",
"gran alma" y "valores de humanidad y fraternidad" que
Saint-Exupéry transmitía gracias a la independencia de espíritu
que siempre mantuvo.

A la actividad también asistieron familiares de Saint-Exupéry
y miembros de la Armada del Aire, cuerpo del ejército francés al
que perteneció el escritor durante la Segunda Guerra Mundial
(1939-1945).

Por su parte, Le Drian destacó la influencia que tuvo para
Saint-Exupéry su carrera como aviador con la que nutrió más de
una decena de cuentos y poemas de su autoría.


Te puede interesar:
Minuto de aplausos
en el Auditorio, en memoria de Rafael Tovar

Una influencia que recalcó Azoulay al reiterar que "es
imposible solo citar al hombre de letras, como también es
imposible citar al hombre aviador", ya que, para él, "volar era
una inspiración en su vida de hombre y en su vida como
artista".

/eds