abc Radio


En estas vacaciones visita los principales sitios prehispánicos de nuestro país

  • Miércoles 28 de marzo de 2018
  • en Cultura

Para saber más de la historia de México y disfrutar de un largo fin de semana, existen diferentes opciones que no dejarán de sorprendernos por su magnificencia y misticismo. Se trata de sitios prehispánicos que nos permiten estar en contacto con nuestras raíces y con el legado de nuestro ancestros del que mucho podemos aprender.

La Ciudad de México resguarda interesantes espacios arqueológicos por descubrir. Comenzando por el museo de Sitio del Templo Mayor el cual fue descubierto en 1978 considerado uno de los mayores hallazgos por el impresionante monolito de Coyolxauhqui que conforma los restos del Templo Mayor, la obra más significativa del imperio azteca.

Cerca de ahí, se ubica el Museo de Sitio del Centro Cultural España (CCE), una edificación que data del siglo XVI, que resguarda en sus sótanos importantes vestigios que han sido descubiertos por arqueólogos, quienes pudieron comprobar que son parte del antiguo centro ceremonial de los mexicas.

Además del Centro Histórico en otros puntos de la ciudad se puede disfrutar de importantes recintos que mantienen aún las huellas de civilizaciones antiguas como Tlatelolco, Cuicuilco, e incluso en las instalaciones de la línea 2 del metro con su admirable templo de Ehécatl.

Cerca de la ciudad, en el Estado de México, se erigen la pirámide del Sol, la pirámide la Luna, la Calzada de los muertos y el templo de Quetzalcóatl que componen el complejo arquitectónico de Teotihuacán nombrado Patrimonio Mundial por la Unesco en 1987. Además de sus imponentes construcciones, el sitio ofrece otros museos con diferentes temas sobre la historia de México.

Sin ir más lejos y a unos cuantos kilómetros de la Ciudad de México en la ciudad de Puebla, se encuentra la pirámide de Cholula, la cual mide 400 metros por lado en su base y 60 metros de altura. Fue construida por el año 300 aC. por comunidades en honor a Quetzalcóatl. También es conocida como Tlachihualtepetl, y por sus dimensiones es considerada como la más grande del mundo al

tener una base casi cuatro veces mayor que las pirámides de Egipto.

Recientemente se han llevado a cabo importantes descubrimientos como el que podría ser un adoratorio prehispánico ubicado en el Pico de Orizaba; el hallazgo estuvo a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y corresponde a un espacio con posible uso astronómico y ritual denominado
tetzacualco,
como los que existen en el Iztaccíhuatl y el Popocatépetl.

Los constantes trabajos de investigación sobre el tema de la arqueología, han contribuido a un avance importante en la búsqueda del origen de la civilizaciones, ampliando la visión de los expertos hacia nueva teorías que replantean los estudios sobre el pasado.

Bajo esta premisa aparecen nuevas formas de conocimiento sobre las costumbres de las sociedades antiguas como lo demuestran las pinturas rupestres de Arroyo Seco, la nueva zona arqueológica de Guanajuato, un legado que muestra la visión del mundo que tenían las culturas que ahí habitaron, y que permiten conocer y entender el presente.

Como parte de sitios prehispánicos obligados por conocer de México no podemos dejar de mencionar Calakmul en Campeche, Cobá en Quintana Roo; Chichen Itzá, Yucatán; Uxmal, Yucatán; Bonampak, Chiapas; Yaxchilán, Chiapas; Monte Albán, Oaxaca entre otros.