abc Radio


Exposición de mexicana inaugura sala en museo ruso

  • Viernes 16 de febrero de 2018
  • en Cultura

Moscú.- Una exposición de fotografía de la eslavista y
traductora mexicana Selma Ancira inauguró hoy una nueva sala de
Arte Contemporáneo en el Museo Estatal-Reserva de la ciudad de
Elábuga, en la república rusa de Tataristán.

La muestra "El mar es sueño" está compuesta por fotos del agua
del mar Egeo y de varias islas griegas, que ya se presentó en
varios países, y en Moscú hace unos meses, antes de llegar a esta
ciudad tártara.

Las fotografías forman parte de una serie más larga titulada
"El agua y los sueños" en la que Ancira capta el agua de una forma
casi pictórica, abstracta y concreta a la vez, móvil e inmóvil,
real y al mismo tiempo onírica.

Las imágenes van acompañadas de un poema del también mexicano
Francisco Segovia, que ha colaborado a lo largo de años con Selma
Ancira en la traducción y edición de poesía rusa y griega
moderna, y de la tipografía del diseñador Juan Pascoe.

El Museo-Reserva abarca una extensión de casi 500 hectáreas
con diferentes museos y salas memoriales, y la nueva sala de Arte
Contemporáneo se encuentra en la antigua mansión de un
comerciante.

La directora general del Museo-Reserva, Gulzada Rudenko, expuso
en la inauguración cómo surgió la idea de dar una nueva vida a
esa casa, en un acto al que asistieron varias autoridades de
Tataristán, así como el consejero de
Cultura
de la Embajada de México en
Rusia, Jorge Reinoso.

Los lazos de Ancira con este Museo tártaro ya vienen de
antiguo, pues aquí se encuentra la casa-museo de Marina
Tsvietáyeva, en el lugar donde la poetisa pasó sus últimas
semanas de vida.

En 2010, Ancira recibió el Premio de Literatura Tsvietáyeva
por la traducción de sus obras al español.

La fotografía es una de las grandes pasiones de Ancira (Ciudad
de México, 1956), que en su trabajo principal como la gran
traductora de la literatura rusa al español ha obtenido numerosos
galardones.

"En mi vida voy mezclando la traducción con la fotografía, al
igual que voy mezclando el mundo ruso y el griego", dijo
recientemente en una entrevista con Efe.

De ahí la reminiscencia literaria del título de la
exposición, "El mar es sueño", donde las formas y colores del
agua recuerdan a pinturas o mosaicos.

"Intento mantener un equilibrio entre las fotos que son agua y
aquellas en la que el agua nos habla, los dibujos del mar los
pensamientos del mar", asegura Ancira.