abc Radio


Gastón Pavlovich, un productor sin fronteras

  • Martes 24 de octubre de 2017
  • en Cultura

En 2009, Gastón Pavlovich produjo una de las cintas más exitosas del cine mexicano El estudiante, de la cual ya negocia su remake para varios territorios; pero ocho años más tarde es uno de los productores mexicanos con mayor presencia internacional.

Recién concluyó la filmación de The professor and the madman con Mel Gibson y Sean Penn; y el año pasado le produjo a Martin Scorsese Silence, con la que el mexicano Rodrigo Prieto tuvo una nominación al Oscar, así comoThe Irishman, protagonizada por Robert DeNiro y Al Pacino.

Pero Gastón Pavlovich tiene claro que a través de su empresa Fábrica de cine no claudicará en su intéres de impulsar el cine mexicano, por ello presentó en una función especial dentro de la XV edición del Festival Internacional de Cine de Morelia Helena, película protagonizada por Alfonso Dosal y Natalia Varela con la dirección de Alejandro Sugich.

“Mi filosofía es que me encanta contar historias de gente ordinaria haciendo actos extraordinarios y procuro que mis películas sean eso, que te puedas identificar, aunque sea Mel Gibson, que te puedas ver en esos zapatos y que nos permitan incluso inspirarnos, que un ser humano común como nosotros salga de lo ordinario para hacer lo extraordinario”.

 

PREPARA QUETZAL

El sonorense de hecho tiene planes de producir Quetzal, el nuevo proyecto de su paisano Alejandro Sugich, “se trata de una historia que ocurre en el año 1200 y es un poco la idea de que Quetzalcóatl era un vikingo”, comentó.

El productor afirma que entre más oportunidad tenga en la industria de Hollywood “voy llevar más talento mexicano a mis rodajes fuera del país, porque, insisto, en cuanto descubran lo que tenemos aquí, esto cambiará, porque no le piden nada a nadie, están a la altura y es lo que aspiro a hacer”.

 

CON LAS GRANDES ESTRELLAS

Gastón Pavlovich comenta que cuando leyó el libro de The professor and the madman le fascinó “no sabía que se trataba de una historial real, y cuando investigué me enteré que los derechos los tenía Mel Gibson. Tuve la oportunidad de hablar con él y otra casa productora francesa y entré en el juego, por fortuna me aceptaron en una triple producción con Fábrica de cine”. Esta cinta en la que también actúa Sean Penn es una historia de cómo se hizo el diccionario Oxford English Dictionary.

Sobre trabajar con Mel Gibson dijo “es un hombre extraordinariamente creativo, muy trabajador, sí complicado, pero después de tratar con la banda de Scorsese, Pacino y De Niro, me dio el suficiente colmillo para sentarme en esa mesa, hoy por hoy estamos en un escenario extraordinario de relación”.

 

Afortunadamente, explica, “Gibson trabajó en México y viene continuamente a Hermosillo porque tiene un amigo ahí, sí tiene un interés particular por México y eso me ayudó para esta película”.

 

SEAN PENN UN HOMBRE

INTROVERTIDO

A Sean Penn lo recuerda como “un hombre muy introvertido, llegaba hacía sus escenas y se iba, es muy exigente y demandante, sin embargo muy profesional. Nunca sacó el tema de ese documental, sobre El chapo y el tema de Kate del Castillo”.

Pavlovich señala que él nunca estuvo de acuerdo con este encuentro. “No me gustó lo que hicieron, ni lo que están haciendo ahorita, ni Kate, ni él. A mí como mexicano sí me ofende, sabiendo lo complicado que es para México, pero Sean fue muy profesional, nunca me sacó el tema sabiendo que soy mexicano, trabajo es trabajo”.