abc Radio


Comida rápida del mañana: hotdogs ¿de algas?

El laboratorio Space10, un centro de generación de ideas para la vida futura situado en Copenhague, Dinamarca, y creado en colaboración con Ikea, aunque funciona como una entidad externa a esta multinacional sueca, ha “reimaginado” cinco platos clásicos de la comida rápida para hacerlos más deliciosos y adecuarlos a los gustos de los consumidores del mañana.

“Este menú está recién salido de la cocina de prueba de Space10, y es importante aclarar que actualmente no hay planes para incorporar estos platos en el menú de Ikea”, señala Simon Caspersen, director de comunicaciones de
este laboratorio
, que explora distintos caminos para diseñar una forma de vida mejor y más sostenible, según asegura.

“Algunos ingredientes de estos platos ya están en algunos menús, como el hotdog para vegetarianos a base de plantas recientemente lanzado por Ikea”, señala Caspersen, mientras que otros, como los insectos, “contienen en general más proteínas y menos grasas que las carnes tradicionales y los comen distintas culturas en muchas partes del mundo”, afirma.

SOSTENIBLES Y DELICIOSOS

Space10 trabaja en distintos proyectos como
The Natural Interfaces
, interacción entre personas y tecnologías;
Shared Living
, espacios para vivir adecuados a las nuevas realidades urbanas como la soledad y la falta de vivienda asequible; y
Digital Fabrication
, fabricación, distribución y métodos de diseño y construcción alternativos para la era digital, explica la firma.

“El menú de comida rápida del futuro es un proyecto que tenemos en marcha, que se denomina
Local Food
, y se dedica a explorar nuevas formas, imaginativas y sostenibles de producir, cultivar y distribuir alimentos saludables, en el corazón de nuestras ciudades”, detalla Caspersen.

Hace dos años el laboratorio presentó la
albóndiga del mañana
, un replanteamiento visual de la icónica albóndiga de Ikea utilizando ingredientes alternativos como insectos, algas y carne cultivada en laboratorio, aunque aclara que esta comida es sólo un concepto experimental que no está· presente en los menús de los restaurantes.

“Desde entonces hemos estado desarrollando una selección más amplia de platos que muestran el tipo de comida que podríamos comer en un futuro no muy lejano”, informa Space10.

Este laboratorio explica que en todo momento han tenido en mente un principio importante y es que los platos no deben ser sólo saludables o sostenibles medioambientalmente, sino que también tienen que ser deliciosos.

“Para que la gente cambie de opinión sobre los alimentos e inspirarla a que pruebe nuevos ingredientes, no basta con apelar simplemente a su intelecto, ya que además tenemos que excitar sus papilas gustativas”, señalan.

Simon Caspersen explica que están trabajando para crear platos que luzcan bien, sepan bien y sean buenos para la gente y el planeta, y los primeros resultados de esta iniciativa ha sido una “juguetona interpretación” de una serie de platos de comida rápida que gustan a la mayoría.

Este portavoz señala que, dado que Space10 es un laboratorio de investigación, no está· explorando las opciones de patentar, producir o comercializar estos cinco platos o recetas.