abc Radio


Identidad de México para el mundo

  • Jueves 28 de septiembre de 2017
  • en Cultura

Sombreros, botonaduras de plata, taleguillas, chinas poblanas y un sinfín de elementos poblaron el auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología (MNA), para celebrar que la charrería ya es la octava manifestación cultural de nuestro país en ser inscrita por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Representantes culturales y de gobierno se dieron cita para dar los detalles; entre ellos se encontraban Arturo Jiménez Mangas, director de la Asociación de Charros de México, así como los presidentes y miembros de los distintos gremios charros de nuestro país que hicieron de este día una fiesta nacional.

Se destacó que la mencionada declaratoria se dio después de meses de trabajo y es de vital importancia debido a que ésta forma parte de la identidad nacional, logrando que las nuevas generaciones se interesen en la disciplina la cual, requiere  gallardía y también destreza dentro de las artes charras.

Asimismo, en el marco de este evento se comentó que existe un proyecto para hacer un museo del charro en el Zócalo capitalino y también formar la Comisión de Patrimonio Cultural Inmaterial cuya misión será la identificación, registro, reconocimiento, difusión, valoración y salvaguarda del patrimonio intangible de México.

“La charrería, practicada en México y fuera de nuestras fronteras, fomenta valores de  solidaridad, igualdad y equidad. Es una fiesta de color y de destreza que se encuentra también en el arte mexicano, en la canción popular, en las imágenes de nuestro cine, en la fiesta, en la serenata, en el amor y la celebración comunitaria”, agregó Gutiérrez Vázquez.

Asimismo, la inscripción de esta manifestación fue aprobada durante la Undécima Sesión del Comité Intergubernamental para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, realizada en Addis Abeba, Etiopía, luego de un proceso de cinco años de gestiones por parte de la Secretaría de Cultura, la Secretaría de Relaciones Exteriores, el Instituto Nacional de Antropología, la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, y la Asociación Nacional de Charros.

Se destacó que antes, la figura del charro era imagen de nuestra nación, pero las nuevas generaciones deben hoy conocer estos ideales y valores más allá de las influencias del exterior.