abc Radio


John Galsworthy cambió el Derecho por la Literatura y ganó un Nobel

  • Martes 31 de enero de 2017
  • en Cultura

El novelista y dramaturgo británico, John Galsworthy, Premio
Nobel de Literatura 1932, es recordado a 84 años de su muerte,
ocurrida el 31 de enero de 1933, sobre todo por la adaptación que
la BBC hiciera de la saga de los Forsyte.

Fue un autor prolífico cuyas obras retratan la burguesía
inglesa desde la época victoriana hasta la época del autor,
algunas tienen que ver con gente pobre o conflictos de justicia
social.

Galsworthy nació el 14 de agosto de 1867, en Parkfiel Kingston
Hill, Inglaterra; fue el hijo mayor del matrimonio del abogado John
Galsworthy y Blanche Bailey, una familia sin problemas
económicos.

Cuentan sus biógrafos que decidió seguir los pasos de su padre
y estudiar Derecho en el Nuevo Colegio de Oxford en 1890, donde se
especializó en Derecho Marítimo.

Poco tiempo después emprendió un viaje rumbo a Adelaide,
Australia, donde conocería al escritor Joseph Conrad, con quien
entabló una larga amistad. John Galsworthy pronto se dio cuenta
que el Derecho no era lo que él deseaba hacer de su vida, pues la
abogacía no era aventurera como la literatura y su propio
carácter por lo que a los 28 años comenzó a escribir para su
propio entretenimiento.

Sus primeros textos en ser publicados fueron “Desde los cuatro
vientos” (1897) y la novela “Jocelyn” (1898), ambos fueron
firmados bajo el pseudónimo de “John Sinjohn” y costeados de
su propio bolsillo, de acuerdo con información difundida por el
sitio “Biografiasyvidas.com”.

En 1904 apareció su primera novela firmada bajo su nombre,
titulada “Los fariseos de la Isla” y el mismo año sufrió la
pérdida de su padre, quien al morir le dejó una herencia
suficiente para que fuera económicamente independiente de por
vida.

Después de haber mantenido una aventura por 10 años con Ada
Pearson, esposa de su primo Arthur, Ada termina su matrimonio para
poder contraer nupcias con John Galsworthy en 1905, pero se dice
que no alcanzaron la felicidad, aunque sí inspiró a Galsworthy
para escribir “Propietario”.

En 1906 presentó su primera obra de teatro: “The Silver
Box”, la cual evidenciaba los ideales políticos y sociales de
Galsworthy, y así continuó su trabajo en obras como
“Justicia”, en la cual creaba conciencia sobre la vida en
prisión.

De acuerdo con el sitio
“online-literature.com/john-galsworthy”, el autor también
escribió novelas como “The Country House” (1907), “The
Freelands” (1915), su colección de cuentos cortos “Las cinco
historias” (1918), y el aclamado por la crítica y el público
“Escape” (1926).

Pero definitivamente lo más importante de su carrera como
escritor es la saga de los Forsyte, donde cuenta las dificultades
de una familia.

En su primer tomo “El propietario” narra el matrimonio de
Irene y su esposo Soames, quien la ve como una propiedad más. La
saga incluye también “El veranillo de San Martín de un
Forsyte” (1918), “El tribunal” (1920), “Despertar” (1920)
y “Se alquila” (1921), la historia de la familia continuó
después en “El mono Blanco” (1921), “Cuchara de Plata”
(1926) y “El canto del Cisne” (1928).

Galsworthy fue nombrado “Caballero” en 1919 por el Primer
Ministro Lloyd George, pero rechazó el título porque dijo que
“escribir en sí mismo, ya era una gran recompensa”, aunque ese
mismo año aceptó las Palmas de Oro belgas y en 1929 se le
condecoró en la Orden del Mérito del Reino Unido.

Según el portal de los Premios Nobel, en 1932, unos meses antes
de su fallecimiento, recibió ese galardón por “su distinguido
arte de narración que toma su forma más elevada en la saga
Forsyte”. El 31 de enero de 1933 John Glasworthy murió a
consecuencia de un tumor cerebral, mientras se encontraba en su
casa de Londres; tenía 65 años de edad. Sus restos fueron
cremados y sus cenizas transportadas en aeroplano y esparcidas
sobre el South Downs, en Inglaterra.

Poco más de tres décadas después, en 1967, la BBC llevó a la
televisión la popular saga de los Forsyte. (Notimex)