abc Radio


Latín, griego y árabe… niños poblanos hablan estas lenguas clásicas

  • Sábado 26 de mayo de 2018
  • en Cultura

Jesús Limón Miquel, de 8 años de edad, aún no termina de aprender latín y ya está pensando en estudiar griego o árabe. Para los niños poblanos de la Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz, adentrarse al mundo de las palabras antiguas, es toda una aventura.

A partir de los siete años de edad, la Academia de Lenguas Clásicas recibe a estudiantes quienes en grupos multidisciplinarios, conocen lenguas como el latín, griego, árabe, náhuatl, sánscrito, hebreo, chino y la formación de la lengua española.

Con su mirada pícara y personalidad hiperactiva, Jesús relató que en la escuela ha aprendido oraciones y frases, así como Las Mañanitas y el Feliz Cumpleaños.

“Omne quod movetur ab alio movetur. Todo lo que se mueve es movido por otro”, dijo el infante al tiempo de señalar que es una de los enunciados que se ha aprendido y que más le gustan. Se trata del Principio de la teoría del movimiento y la causalidad, de Santo Tomás de Aquino.

Aprender y jugar

Jesús es uno de los alumnos más jóvenes en esta academia localizada en la calle 7 Poniente número 502, en el Centro Histórico de Puebla, donde convive con otros compañeros que están divididos en niños, adolescentes y adultos.

Todos los días recibe clases en el tercer año de primaria del Liceo Montessori de Educación para la Vida, y desde hace un año asiste cada tarde de lunes a la Academia de Lenguas para continuar sus estudios en latín.

No muy convencido, Jesús narra que cuando sea grande le gustaría ser creador de videojuegos pero aún no está del todo seguro. No obstante, aseguró que sea cual sea su decisión, continuará estudiando latín porque “el latín es una puerta hacia todos los idiomas”, aseguró.

undefined

Recientemente participó en el Tercer Simposio Nacional Antigüedad y Universidad de la Fundación de Roma a la Fundación de Puebla que se celebró en esta ciudad y donde dio un discurso en latín al doctor Tarsicio Herrera Zapién

“Pensé que me iba a poner nervioso pero estuve repasando hasta que me sentí seguro, y me dicen mis maestros que mi video ya tiene más de mil vistas en las redes sociales”, contó muy seguro y entusiasmado.

Compañero de clase de Jesús, Diego Gerardo Gracida Gómez, de 9 años de edad, es otro de los alumnos de la Academia de Lenguas, quien aunque sólo lleva tres meses tomando clases de latín y griego, disfruta mucho aprender estas lenguas antiguas.

Un poco más reservado en comparación con Jesús, Diego mencionó que las primeras oraciones que aprendió las repetía en su escuela primaria, donde sus compañeros se le quedaban mirando porque hablaba otra lengua.

Él, al igual que su amigo Jesús, ingresaron a la academia por recomendación de sus respectivas mamás, quienes también por un tiempo estuvieron recibiendo clases y consideraron que era una buena instrucción para sus hijos.

undefined

“Conocí la escuela por unos cursos en las vacaciones de Semana Santa y poco a poco me sentí gusto por las lenguas y ahora estoy enamorado de las mismas. Quiero estudiar Letras Clásicas en la UNAM o dedicarme a la música. Aún no lo sé”, dijo Gabriel Castillo García de 14 años de edad.

El carismático adolescente, quien cursa el tercer año de secundaria, alterna su aprendizaje tomando clases de música y lenguas clásicas en la academia donde aprendió latín, griego y árabe.

Aseguró que con la enseñanza de las lenguas clásicas, la gente puede entender mucho el lenguaje que se ocupa normalmente, como los cognados, las palabras del latín y del griego que han trascendido hacia el español.

Juvenal Cruz Vega, fundador y director de la Academia, mencionó que ésta se creó en el 2006 y, además de enseñar lenguas clásicas, también dan clases de humanidades a través de la filosofía, lógica, gramática, historia, semiótica y semántica, a estudiantes de primaria y hasta de universidades.