abc Radio


Mi narrativa no está influenciada por el cine: Guillermo Arriaga

  • Tania Aviles
  • Lunes 27 de enero de 2020
  • en Cultura

El escritor y guionista mexicano Guillermo Arriaga (1958) fue el ganador del Premio Alfaguara 2020 por su novela Salvar el fuego y este reconocimiento lo afirmó como un narrador en cuya obra existen los contrastes, los imprevistos como detonantes y la violencia, pero el confiesa que sus historias están inspiradas en el amor

El autor de El búfalo de la noche y El Salvaje, se encontraba en Zaragoza, Coahuila cuando se le notificó la distinción. Previamente, la prensa de España, México y otros países de América Latina esperaban vía satélite las palabras de Juan Villoro, presidente del jurado quien dio el fallo de este reconocimiento.

El diálogo con Arriaga giro en torno a la novela ganadora y a su trayectoria como narrador que se ubica en la cinematografía mundial con historias como Amores Perros, 21 gramos, Babel, Los tres entierros de Melquiades Estrada y The burning plain que dirigió.

“Yo creo que ninguna de mis novelas tienen influencia de la cinematografía, al contrario, mi cine tiene influjo de las novelas, creo que traté de llevar al cine estructuras de novela y no a la inversa. Creo que hay una literatura visual, incluso desde la Biblia”.

Villoro fue quien dio los por menores de Salvar el fuego y el por qué fue elegida entre 602 novelas de España y Latinoamérica y siete finalistas: “Hay algo que vale muchísimo la pena. Contrasta distintas realidades del México de hoy, violento por un lado, un plano narrativo que tiene que ver con la delincuencia. La historia de un asesino múltiple que va a dar a la cárcel, ese microcosmos que es una sociedad por sí misma”.

Abundó que la trama alude a una coreógrafa “una mujer con la vida resuelta de éxito, con una familia feliz que sin embargo, siente que en su arte algo falta, calificada como una bailarina técnica, pero con frialdad y ella encuentra en una persona que está en la cárcel la solución de sus problemas, es decir, entrar en contacto con una vida salvaje, podemos decir animal y esto la catapulta hacia una nueva posibilidad de crear”.

A propósito, a Arriaga se le interrogó sobre la fuerza femenina en su historia y la razón por la cual escogió como seudónimo el nombre de una mujer al mandar su manuscrito. “Me lo sugirieron en casa, pregunté qué se les ocurre y me dijeron Isabella Montini, también hice las narraciones en primera persona con mi esposa y no quería que el jurado pensara que era un hombre tratando de escribir como mujer, sino una mujer que escribía como tal”.

También al escritor se le cuestionó sobre el amor, sentimiento implícito en su narrativa: “Es uno de los temas fundamentales de la literatura y se puede dar en cualquier situación inesperada y sí, el conjunto de mi obra es una reflexión sobre el amor, más que de la violencia”.

Al respecto, el autor galardonado reconoció que le preocupa la situación de inseguridad en nuestro país: “En la novela pregunta uno de los personajes, ‘¿es cierto que México es un país surrealista?’, le responden, ‘no, es hiperreralista’ y considero que en estos momentos los mexicanos requerimos un diálogo para definir que una nación es un abstracto, un común y tenemos que ponernos de acuerdo para sacarlo adelante”, expresó Guillermo Arriaga.

Cabe destacar, que el Premio Alfaguara 2020 tiene una compensación económica de 175 mil dólares, una escultura del artista Martín Chirino y la públicación de la novela.