abc Radio


Roger Ritter, pianista de 15 años, rendirá homenaje a J. Sebastian Bach

  • Domingo 12 de marzo de 2017
  • en Cultura

A sus 15 años, el pianista mexicano Roger Ritter se prepara para ofrecer un par de recitales homenaje al compositor alemán Johann Sebastian Bach (1685-1750), en el marco del ciclo Conciertos de Bellas Artes, el domingo 12 de este mes en el Museo José Luis Cuevas, y el viernes 17 en el Museo Casa de Carranza.

Hijo del también pianista Rodolfo Ritter, el joven ejecutante es un admirador de Bach, de ahí que lo haya escogido para estos recitales, en los que el público podrá deleitarse con cuatro duetos y una selección de intervenciones a tres voces, más conocidas como sinfonías.

“Cuatro duetos BWV 802-805” y “Ocho sinfonías (Invenciones a tres voces) BWV 787-801 (selección)”, integran el programa en el que también se escuchará “Suite francesa núm. 1 en re menor BWV 812”, “Suite francesa núm. 2 en do menor BWV 813”, “Suite francesa núm. 3 en si menor BWV 814” y “Suite francesa núm. 4 en mi mayor BWV 815”.

“Son piezas muy especiales para mí. Me inspiran y traen a mi mente recuerdos de la naturaleza y en especial cuando las escuché por primera vez, en mi casa de Xalapa, Veracruz”, dijo el joven, quien está convencido de que para ser un pianista destacado se necesita no solo buen oído, sino muchas horas de estudio y amor por la música.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Roger Ritter nació en 2002, en el Estado de México. Inició sus estudios musicales en 2012, con su padre, quien es un reconocido concertista de Bellas Artes, y posteriormente con Zaeth Ritter.

Fue finalista en el Concurso Cedros UP-Yamaha en 2015, y a su corta edad ya se ha presentado en las salas Hermilo Novelo y Huehuecóyotl, así como la Casa del Tiempo de la UAM, donde realizó su debut.

“Yo empecé a los 10 años de edad, pero no estaba muy seguro de elegir la música. Sin embargo, descubrí este mundo de la interpretación y me di cuenta que era lo que quería hacer”, añadió el novel pianista.

Compartió que su método de preparación “es escuchar las piezas de Bach con otros intérpretes, como la pianista Angela Hewitt. Eso es una guía para mí, no para imitarla, sino para aprender de ella”.

El músico reconoció que el principal impulsor de su carrera musical es su padre Rodolfo Ritter y “sus maestros Guadalupe Parrondo, quien es una de las mejores pianistas de Latinoamérica, y Alberto Cruzprieto, quien me ayuda en las interpretaciones de compositores franceses”.

Además de perfeccionarse en el piano y ensayar todos los días por lo menos tres horas, Roger Ritter piensa estudiar astrofísica. Sin embargo, por ahora, su principal deseo es “ser un músico reconocido y compartir mis conocimientos en otras partes del mundo, ser como mi papá Rodolfo Ritter, que es un destacado concertista”.