abc Radio


Se populariza el túmin, moneda alternativa en Veracruz

  • Domingo 26 de febrero de 2017
  • en Cultura

Por María Elena Ferral

PAPANTLA, Ver. (OEM-Informex).- El túmin, moneda alternativa
usada en algunos municipios de Veracruz, tiene denominaciones de
1T, 5T, 10T y 20T y cada uno tiene su equivalente a peso
mexicano.

El “billete” es un rectángulo con medidas de cinco por ocho
centímetros y su significado en lengua totonaca es dinero; su uso
sigue extendiéndose y hoy abarca ya dieciocho estados del país.
Comenzó a emplearse en Espinal desde septiembre de 2010 y su
popularidad creció a través de las publicaciones en medios de
comunicación.

Hoy en día, de acuerdo con Iván Uranga, promotor del túmin,
la moneda comunitaria ya no solo funciona en Espinal, pues se
sumaron socios en otros municipios de la región del Totonacapan,
como Papantla, Poza Rica, Coxquihui, Coyutla y Zozocolco, lo mismo
que en localidades de Puebla, como Cuetzalan, Ayotoxco, Ahuacatlán
y Zacatlán.

“Es un beneplácito saber que este proyecto ha ido creciendo
al grado de que se ha extendido a 18 Estados del país, como Baja
California, Nuevo León, Sonora, Jalisco, Guanajuato, Oaxaca,
Chiapas, Campeche, Estado de México, Ciudad de México e Hidalgo;
incluso a países como Brasil y Bolivia”, explicó.

El Túmin, que con número y palabras en lengua indígena tiene
marcado su valor, viene con la leyenda “Mercado Alternativo y
Economía Solidaria”, mismo que es válido para trueque entre
socios activistas. Inicialmente tenía impresas pinturas de
artistas como Diego Rivera y Rufino Tamayo, la primera emisión fue
en 2010 y contaba con número de folio y el nombre del presidente,
secretario y tesorero.

tumin_2

Con la nueva emisión se sustituyeron a las pinturas de Diego
Rivera y Rufino Tamayo, mismas que estuvieron funcionando 18 meses,
aunque de acuerdo con sus creadores Juan Castro Soto y Óscar
Espino, no dejan de circular ya que se sumarán con las de nueva
impresión de “billetes”, con imágenes y simbología
representativa del Totonacapan, como la “Carita Sonriente”, los
voladores de Papantla, la pirámide de “El Tajín” y la
vainilla y uno más con la imagen de Emiliano Zapata, dando a
conocer las maneras de emplear los vales “que no sustituyen al
peso” y mucho menos desestabilizan la economía nacional, no
obstante, cabe recordar que fueron denunciados por el Banco de
México, por la que la investigación ministerial
AP/PGR/VER/POZ/ll/107/2011.

Juan Castro Soto y Álvaro López Lobato, presidente y
secretario del proyecto “Mercado Alternativo y Economía
Solidaria”, han manifestado que la finalidad es contrarrestar la
crisis económica del sistema capitalista y neoliberal, de igual
forma explicaron que para evitar la anarquía y descontrol del
proyecto establecieron reglamentos, derechos y compromisos para el
funcionamiento del mercado alternativo, destacando que el proyecto
es impulsado por las asociaciones civiles como el Centro de
Investigación Intercultural para el Desarrollo (CIIDES), la Red
Unidos por los Derechos Humanos (RUDH), alumnos y docentes de la
Universidad Veracruzana Intercultural (UVI).

tumin_1

Los creadores del túmin manifestaron que otro propósito es que
los productores y demandantes de servicios consuman lo que se
genera en la región.

Castro Soto dejó en claro que con el túmin “no tratamos de
sustituir al peso”; precisando que “mientras el peso se fuga a
las grandes tiendas que acaparan el comercio en otros pueblos o
ciudades, el túmin se recicla y es autosustentable, es un circuito
cerrado donde la gente siempre tiene dinero para comprar”.

Entre los negocios participantes se encuentran los que ofrecen
alimentos preparados, carnes, corte de pelo y belleza, frutas,
verduras, Internet, computación, médicos, farmacias, panaderías,
tortillerías y servicios como hotel, costura, carpintería,
asesoría jurídica, plomero, entre otros.