abc Radio


“Alacrán” Berchelt no ve tan duras sus peleas

  • Viernes 3 de febrero de 2017
  • en Deportes

POR JOSÉ LUIS CAMARILLO Sonreía como un niño que “acaba de
sacar un 10 de calificación” o que anota el tanto del triunfo
para su equipo. Así estaba Miguel “Alacrán” Berchelt al
encontrarse ante el pleno de la prensa capitalina e internacional
en la mañana de este jueves, en un restaurante de Campos
Elíseos.

El sábado desplegó el mejor desempeño de su carrera para
imponer un KOT en 11 rounds al connotado Francisco “Bandido”
Vargas y destronarlo como campeón universal superpluma del WBC. Su
rostro se iluminó hasta opacar los flashes de las cámaras en el
momento en que Mauricio Sulaimán Saldívar, presidente del Consejo
Mundial de Boxeo, le colocaba su anhelado cinto verde y oro. La
única persona que quizá podía rebasarlo en felicidad era su
esposa Victoria, sentada en una mesa muy cercana al estrado, y eso
que ahí también estaban su apoderado Mario Abraham y su promotor,
Fernando Beltrán.

Hubo testigos de honor de la talla de la arquitecta, diputada y
monarca de boxeo Jackie Nava, así como los directores del deporte
de Yucatán y Cuautitlán Izcalli, y el diputado Jorge Carlos
Ramírez Marín.

“Todo ese esfuerzo valió la pena”, expresó. “Dice el
dicho que Dios aprieta pero nunca ahorca. Yo siempre me levanté
ante las adversidades. Mucha gente dudaba de mí, que no tenía
quijada, en el único nocaut de mi carrera. Veía muchos noticieros
en la pelea contra Francisco Vargas, que no tenía oportunidad de
ganar. Eso fue lo que me motivó, el siempre callarle la boca a la
gente que no creyó en mí, y pues agradecido con mi equipo de
trabajo como el promotor Fernando Beltrán, Mario Abraham, por
creer en mí y tenerme la confianza; al presidente del Consejo
Mundial de Boxeo, Mauricio Sulaimán”.

Este hijo de papá de Guerrero y mamá yucateca, matizó: “De
niño, siempre soñé con este momento. Yo creo que aún no lo
asimilo: entrar en los nombres de campeones de esta división, al
lado de Chávez, Argüello, Barrera, ‘Terrible’ Morales…

“Ahora entré a la historia con mi nombre y cada vez que
hablen de Miguel Berchelt, van a decir que es un gran campeón del
Consejo Mundial de Boxeo, creo que no hay cinturón más bonito que
este; gracias a todos”. NUNCA SE SINTIÓ MENOS

Al señalarle este reportero que el “Bandido” era el gran
favorito de la gran mayoría de la gente de boxeo, y que inclusive
el ahora analista de TV Azteca, Marco Antonio Barrera, opinó que
su quijada (de Miguel) planteaba dudas y que a Vargas podían
pegarle “hasta con la cubeta”, el orgullo de Quintana Roo y
Yucatán exclamó:

“Primero, sabía del gran campeón que tenía enfrente. Yo ya
era campeón mundial interino por parte de la OMB; nunca me sentí
menos. Sabíamos que Francisco era un gran campeón. Tenía dos
grandes peleas con Takashi Miura y Orlando Salido. Yo soy joven,
nunca había tenido una guerra, nunca se me había presentado la
oportunidad. Muchos decían que no había enfrentado a un campeón
de renombre. Una vez quise enfrentar al puertorriqueño ‘Rocky’
Martínez y me dio la vuelta. Me sabía fuerte, que por su parte,
tarde o temprano los golpes te cobran factura, y aparte la
preparación que tuve… no vi a mi madre el día 31 de diciembre,
me dolió muchísimo. Me llamó llorando y entendí que tenía que
sacar esa fuerza para ganar y sacar la buena sangre mexicana, que
es arriesgar por todo. Yo creo que así se ganan los títulos.
‘Bandido’ fue gran campeón. Nunca dejó de tirar golpes. Creo
que a partir del segundo round fui superior. Demostré garra,
pundonor y eso me sacó adelante”. NO SE LA CREÍA

Respecto de la sensación de haber culminado su sueño, el
monarca con mote de arácnido asentó: “Veo el video y no me la
creo; ahora sí que me da gusto. Era el primero de enero y yo
estaba corriendo, el 31 y el 24 de diciembre, también. No
descansé ningún día y estaba muy seguro de mi entrenamiento. He
peleado y luchado para que llegara este momento. Todo boxeador
sueña con este instante, un título mundial, transmitido por HBO,
una gran antesala y todo estaba puesto. Solo era que llegara y lo
tomará, y así sucedió”.

Añadió que “para mis futuras peleas tendré que prepararme
bien y el retador obligatorio es Takashi Miura. Vamos hacer una
gran pelea, como lo hicimos con Vargas, pero ahorita merezco un
descanso y disfrutar de este triunfo en Yucatán y Cancún, con mi
familia”.