abc Radio


América mejora y gana al Morelia 0-2

  • Domingo 5 de febrero de 2017
  • en Deportes

POR JAVIER JUÁREZ

Los contrastes fueron muy nítidos en el Morelos. Las Águilas volaron de nuevo luego de tropezar en Tepic e hilaron su segundo triunfo en la liga tras pescar a los Tiburones. Ellos suben. Morelia todo lo contrario. El cuadro purépecha dio un paso hacia atrás en la tabla de cocientes. Si los rojiamarillos ya eran los últimos todo se complicó más tras el triunfo de Veracruz, 0-2 final.

Cecilio Domínguez abrió el marcador. Edson Álvarez cerró la cuenta. La Volpe tomó un respiro, mientras que a Pablo Marini se le agota el oxígeno. Suben y bajan.

 

EL PARTIDO

Con la presión a tope en ambos equipos, Morelia por alejarse de las llamas del descenso que cada vez los hierven más y América por hacer olvidar lo que pasó en Tepic. El juego resultó parejo. Ambos planteles atacaron pero los espacios fueron pocos.

Raúl Ruidíaz de lejos trató de sorprender a Marchesín, su tiro salió desviado. América trató de responder apoyándose en la velocidad de Renato Ibarra. El ecuatoriano insistió por el lado derecho. Carlos Morales sufrió para frenarlo, el lateral purpépecha echó mano de su experiencia en varios enfrentamientos.

El juego fue fluido pero sin pisar ambas áreas. Felipe Rodríguez y Agustín Marchesín se limitaron a servir como poste y observar el juego. Sin más minutos en el reloj, el árbitro mandó a todos a dialogar con sus respectivos estrategas al descanso.

Al volver al campo las Águilas intentaron abrir sus alas de inmediato. La Volpe le dio entrada a Darwin Quintero. El “Científico del gol” de inmediato pisó el área, Felipe detuvo su disparo pero en el rebote Cecilio Domínguez por fin sacudió la red.  El “Bigotón” leyó el juego. Edson Álvarez entró y le respondió con el segundo de la tarde.

Morelia bajó los brazos. El tiempo comenzó a agotarse. Monarcas ya sin energía solo esperó el final del cotejo. El árbitro entendió el mensaje de ambos equipos y finalizó el encuentro. América recobró el vuelo, mientras que los locales cada vez están más cerca del descenso.