abc Radio


Los Raiders querían quedarse en Oakland

El dueño de los Raiders, Mark Davis, comentó que hizo todo lo posible para tratar de mantener a su equipo en Oakland, y afirmó que no puede celebrar el próximo traslado a Las Vegas porque le resulta “agridulce” abandonar a los fanáticos de la ciudad.

En una entrevista realizada con la radio insignia del equipo, 95.7 The Game, Davis mencionó que Oakland nunca presentó un plan viable para mantener al equipo y eso los obligó a solicitar la reubicación. La NFL aprobó el traslado a Las Vegas la semana pasada y se prevé que los Raiders comiencen a jugar allí en 2020.

Mark agregó que pensó que estaba cerca de concretar un acuerdo para un nuevo estadio en el lugar del Coliseo de Oakland, en el verano del 2013 y en el 2014, pero que eso se esfumó cuando los Atléticos lograron un arriendo de diez años en ese lugar.

El dueño puntualizó que habló con la franquicia de beisbol sobre la posibilidad de hacer un trato conjunto para dos estadios en el lugar del Coliseo y venderles el 20% de los Raiders, pero ellos no estuvieron interesados.

A los malosos se les negó la posibilidad de mudarse al área de Los Ángeles en el 2016 antes de llegar a un acuerdo en Las Vegas.

“La única competencia de Oakland eran ellos mismos. Si ellos hubieran logrado un acuerdo que nos hubiera dado el terreno, ya sea rentado o nos lo hubieran dado bajo términos razonables, con la infraestructura, hubiéramos podido encontrar a un promotor que hubiera financiado esa diferencia. Porque creo que es un lugar fenomenal”, explicó Davis.