abc Radio


Dan libertad condicional a O.J. Simpson, ex estrella de NFL

La ex estrella del futbol americano O.J. Simpson saldrá de la
cárcel el 1 de octubre tras serle concedido la libertad
condicional, luego de haber cumplido nueve de 33 años de una
sentencia por robo y secuestro.

Los cuatro miembros presentes de la Comisión de Libertad
Condicional del estado de Nevada llegaron a la decisión de manera
unánime, más de 20 años después de que el jugador, de 70, fuera
absuelto por el asesinato de su exmujer y un amigo de ella.

O.J. Simpson será recordado siempre como la estrella del futbol
americano que fue juzgada y absuelta por el asesinato de su
exesposa, un veredicto que no evitó que cayera en desgracia.

jugador-ojsimpson2

Por otro caso de robo a mano armada y secuestro fue sentenciado
a 33 años de prisión, de los que cumplió nueve antes de recibir
este jueves el beneficio de libertad condicional.

Orenthal James Simpson, hoy con 70 años, el único jugador de
la NFL en correr dos mil yardas en una temporada regular, era
considerado un Dios en Estados Unidos y su fama no cayó al colgar
los botines y adentrarse al mundo del entretenimiento.

Pero el asesinato de su exesposa Nicole Brown Simpson y de un
amigo, Ron Goldman, lo bajaron del olimpo y lo llevaron al banco de
los acusados en 1994 en el llamado "Juicio del siglo".

El jurado lo declaró inocente, aunque luego en una corte civil
fuera hallado culpable y obligado a pagar 33.5 millones de dólares
en daños, una cuenta que nunca finiquitó.

jugador-ojsimpson1

De la pobreza al estrellato

Simpson nació el 9 de julio de 1947 en San Francisco. Su padre
abandonó la familia cuando tenía cinco años, dejándolo al
cuidado de su madre en un hogar muy pobre. Incluso debido a la
falta de vitaminas y calcio, se deformaron sus piernas por
raquitismo.

Sin dinero para pagar una operación, su madre le hizo usar
toscos aparatos ortopédicos y a calzarse los zapatos en los pies
contrarios para fortalecer sus piernas.

El método funcionó tan bien que podía correr 100 yardas (91.4
metros) en 9.9 segundos.

Pero ya entonces, O.J. se perfilaba como un "niño
problemático", que estuvo una semana en prisión a los 15 años
por robar una licorería.

jugador-ojsimpson7

Al ser liberado, fue recibido por la estrella del beisbol Willie
Mays, que lo orientó a mantenerse al margen de los problemas y
dedicarse a explotar su talento.

Comenzó a correr en la dura pista de un proyecto de vivienda
social de San Francisco y de ahí se catapultó a la fama y la
gloria del fútbol americano en los Buffalo Bills.

Ganó el codiciado trofeo Heisman en 1968 y, en 1973, ganó el
premio al jugador más valioso. En 1985, entró al Salón de la
Fama de la NFL.

Sin querer salir del estrellato, pero consciente de que las
piernas no le durarían para siempre, comenzó una menos brillante
carrera como comentarista deportivo para luego enfocarse en
Hollywood.

jugador-ojsimpson8

Dijo que tuvo suerte en llegar al mundo del cine cuando los
actores negros eran más demandados, pero con excepción de algunos
éxitos, como "Infierno en la torre" y "Capricornio Uno", las
películas en las que trabajó no tuvieron demasiada
repercusión.

Sí la tuvo en la industria de la publicidad, con anuncios para
reconocidas marcas, incluidos los de la compañía de alquiler de
autos Hertz, que le dieron reconocimiento y mucho dinero.

Principal sospechoso del asesinato de su
esposa

En 1977 conoció a Nicole Brown, entonces con 18 años y mesera
en una discoteca cuando él ya era una estrella. Se separó de su
primera esposa, con quien tuvo tres hijos, y en 1985 se casó con
Brown, con quien tuvo dos niñas. En 1992 se divorciaron.

Dos años después, el 12 de junio, Brown y Goldman fueron
hallados muertos a puñaladas afuera de la residencia de ella en un
suburbio de Los Ángeles.

Y Simpson se convirtió en el principal sospechoso de los
brutales asesinatos.

jugador-ojsimpson9

Después que no se entregara a la justicia, la policía lo
persiguió por horas por autopistas de la metrópoli californiana,
operación que fue transmitida en directo y que se convirtió en
uno de los fenómenos mediáticos de todo el país.

Su largo juicio -que fue objeto de varios documentales y series
de televisión y acaparó la atención de buena parte del mundo-
terminó en un veredicto de inocencia que dividió al país con una
línea racial.

No pudo evitar las rejas cuando en 2007 fue arrestado en Las
Vegas por secuestrar y robar a mano armada a dos coleccionistas de
objetos deportivos.

Es el caso que le costó 33 años de cárcel y por el que sale
este jueves en libertad condicional.