abc Radio


Revelan que Aaron Hernández murió sin dinero ni bienes

El patrimonio del exjugador de la NFL Aaron Hernández no tiene
valor alguno, según documentos judiciales.

El ex tight end de los Patriots de Nueva Inglaterra se suicidó
la semana pasada en la celda donde cumplía una condena de cadena
perpetua por asesinato.

La prometida de Hernández y su abogado indicaron en una
declaración jurada radicada ante la corte que el patrimonio de
Hernández actualmente es de “$0.00”, sin “ningún dinero
disponible ni bienes personales que se puedan identificar”.

El diario Boston Herald reportó primero sobre la
affidávit.

Sin embargo, hay una oferta para comprar la casa de Hernández,
que tiene un valor de unos 1.3 millones de dólares. La madre del
hombre que Hernández asesinó en 2013, Odin Lloyd, radicó una
demanda en la que pide como indemnización el dinero de la
venta.

Hernández se ahorcó cinco días después de ser exonerado de
otro doble asesinato.

Su casa en North Attleboro lleva más de un año en el mercado.
La residencia estilo colonial incluye una piscina con una cascada,
una sala de proyección y un sauna.

La corte aprobó el miércoles una solicitud de la prometida de
Hernández, Shayanna Jenkins Hernández, para expandir su autoridad
sobre el patrimonio para poder vender la casa. No se divulgó el
precio de venta.

Jenkins Hernández intenta conservar lo que reciba de la venta
para cubrir cualquier indemnización que tenga que pagar en el caso
de Lloyd y “cualquier otra posible acción legal futura por la
muerte del finado”, señalan los documentos.

Los abogados de Jenkins Hernández y de la madre de Lloyd,
Ursula Ward, pidieron el jueves que el nombre del posible comprador
sea mantenido en secreto. El abogado de Ward también radicó una
moción para cambiar el nombre del demandado de Hernández a sus
herederos.