abc Radio


Tributo a lo deportivo en un SEAT Toledo FR Line

Cuando uno repasa la historia de un modelo, lo primero que observa es la evolución del concepto, tanto en su diseño como en la motorización; pero existen también aquellos vehículos que son pocos los saltos estilísticos y mecánicos que registraron entre una generación y otra.

Se podría decir que ese es el caso del SEAT Toledo que, desde que vio la luz hace más de 25 años, ha experimentado cambios muy sutiles, pero que lo han fortalecido frente a sus competidores.

undefined

Vuelve a reestructurarse

Esta semana, Autos OEM tuvo el placer de manejar la versión FR Line de SEAT Toledo, que se incorpora a la gama del liftback sin límite de unidades, es decir, que se comercializará de forma indefinida en tierras aztecas.

Los mejores artículos para tu bebe y tu copiloto

El principal cambio que presenta esta edición es la introducción de un nuevo motor de tres cilindros turbo TSI de 1.0 litros que desarrolla 110 hp y 147 lb-pie de torque, acoplado a una transmisión manual de seis velocidades.

Para algunos, este tipo de bloques se distingue por la falta de empuje; en Toledo lo que experimentamos fue que una aceleración uniforme, quizá no la de un deportivo, pero responde bien ante cualquier movimiento brusco, y en curvas favorece su agilidad.

undefined

En lo que sí definitivamente notamos beneficios fue en el bajo consumo de combustible. Mientras lo manejamos en ciudad, el tránsito no nos permitió hundir a fondo el acelerador, pero en lo que sí nos fijamos fue que la aguja del tanque no bajó drásticamente. Esto también, gracias a que SEAT Toledo integra el sistema Start&Stop, que al quitar la velocidad y detenerse por completo, el motor se apaga, evitando una inútil quema de combustible, y reinicia la marcha una vez que se pone el pie en el embrague.

undefined

La prueba de fuego fue durante nuestra conducción en carretera, en un recorrido de la capital del país al municipio de Amecameca, Estado de México. Ahí fue donde sentimos todo el poder de su motor y nos emocionamos con los rebases, aunque en algunas ocasiones tuvimos que hacer cambio de velocidad para que agarrara bien el turbo.

Hay dos cuestiones en las que sí no quedamos del todo satisfechos; la primera es la vibración debido a la cilindrada menor, lo cual es normal, pues el ciclo de combustión es diferente; la segunda es la suspensión tipo McPherson; desgraciadamente, las malas condiciones de las calles de la Ciudad de México y algunos tramos de carretera son perceptibles para todos los pasajeros.

Más espacio

undefined

Otra cosa por destacar es el gran espacio con el que cuenta; de esta forma podrán viajar cómodamente cinco ocupantes, quienes pueden acomodar perfectamente su equipaje en la cajuela que tiene un volumen de 550 litros, ampliable a mil 490 litros con los asientos traseros abatidos.

En términos generales, Toledo FR Line puede ser una opción citadina por el ahorro de combustible, además estar dentro te aislará un poco del intenso tráfico y ruido ambiental. Por otro lado, si eres de los que se dan sus escapadas de fin de semana, te conviene porque está bien equipado y tiene uno de los espacios de carga más amplios del mercado.

Lo bueno

  • Gran espacio interior y cajuela muy amplia
  • Motor ahorrador y de buena respuesta
  • Posibilidad de ajustar la posición de manejo

Lo malo

  • Vibración generada por la cilindrada
  • Hacer cambio de velocidad para aprovechar el turbo
  • Encendido manual de luces

Lo que mejoraríamos

  • Calidad en alcántara de las vestiduras
  • Integración de bolsa de aire tipo cortina
  • Sensores de reversa y asistente de ascenso en pendiente

Ficha técnica

Motor
1.0L TSI 3 cilindros

Potencia
100 hp @5,000 rpm

Torque
147 lb-ft @2,000 rpm

Transmisión
manual de 6 velocidades

Aceleración
0-100 km/hr
9-8 segundos

Precio:
$307,900

Dimensiones (mm)

Largo:
4,482

Ancho:
1706

Alto:
1,461

Distancia entre ejes:
2,602

Sistemas de seguridad

  • Bolsas de aire para conductor, pasajero y laterales
  • Sistema de frenos antibloqueo (ABS)
  • Sistema de anclaje ISOFIX
  • Control electrónico de estabilidad (ESC)
  • Cinturones de seguridad de tres puntos

Pies de foto

  • Rines de aluminio de 17 pulgas con birlos antirrobo en color titanio
  • Descansabrazos central delantero y entrada
  • Pantalla táctil de 6.5 pulgadas con conexión bluetooth, lector de CD, tarjeta SD, radio AM/FM, puertos USB y entrada auxiliar
  • Sistema Start & Stop para aumentar el ahorro de combustible
  • Emblema FR Line en volante de piel con costuras en rojo y controles de audio y comandos de voz
  • Estribos con las siglas distintivas de la versión en acabado cromado

Destacado superior

Provincia castellana

Su nombre le viene por la ciudad española de Toledo, perteneciente a Castilla-La Mancha, ligada a artistas como Garcilaso de la Vega o el Greco. Su lanzamiento se realizó en 1991 desde el parador nacional, acto precedido por el rey Juan Carlos I.