abc Radio


En el clásico las Chivas superaron a las Águilas

  • Domingo 19 de febrero de 2017
  • en Deportes

Un penalti discutido y cobrado por Ángel Zaldívar fue suficiente para que el chiverío se quedara con el orgullo nacional y de paso agravara la situación de su rival antagónico. Caído del cielo llegó el triunfo para el Rebaño. Pulido y Pizarro erraron frente a Marchesín y evitaron un marcador más holgado, 1-0 al final.

 

EL PARTIDO

Sin mirar la posición en la tabla, las Águilas intentaron abrir las alas en campo ajeno. América buscó recuperar el orgullo frente a su odiado rival. La Volpe mandó a la cancha a un equipo muy sólido, William Da Silva, Güémez y el “Chepe” Guerrero dificultaron la transición del balón. Arroyo ocupó el lugar del lesionado Cecilio Domínguez, mientras que Renato Ibarra trató de enloquecer a la zaga tapatía por el lado derecho.

América se notó mejor. Samudio por el lado izquierdo apareció sorpresivamente varias veces cerca del área. En una de sus arribos le cedió a Peralta la oportunidad de anotar. El lateral centró raso sin embargo el “Gallo” Vázquez mostró los espolones y alcanzó a interponerse entre Oribe y el balón. Esa avenida fue la preferida de las Águilas para atacar. Samudio mostró dotes de volante.

El Rebaño tardó en entrar al juego. Chivas de a poco niveló la batalla. El chiverío invirtió los papeles. Pulido recortó cerca de Marchesín, Alan jaló del gatillo pero su tiro se estrelló en la zaga azulcrema.

El Rebaño encimó tanto a los amarillos que en una caída de Pulido el árbitro marcó polémicamente un penalti. Zaldívar tomó el balón y engañó a Marchesín. Agustín no pudo colocarse esta vez la capa de héroe para cerrar el primer lapso.

Al volver al campo, América atacó pero muy pronto se quedó sin fuerza en una de sus alas. Samudio salió expulsado. El pisotón que Miguel le dio al “Chapo” Sánchez también generó polémica.  En pleno ajetreo de cambios, el “Chapo” Sánchez entró por el lado derecho al área, centró raso, Pizarro llegó solo pero increíblemente falló. El tiempo comenzó a avanzar más rápido. Chivas estuvo cerca pero Marchesín atajó todo.

No hubo más. El Rebaño se quedó con el Clásico y encendió los focos rojos de su más odiado rival.