abc Radio


City y Mónaco mostraron de qué están hechos en la Champions League.

  • Miércoles 22 de febrero de 2017
  • en Deportes

El Manchester City venció 5-3 al Mónaco, en un partido completamente loco, para dar un paso importante hacia los cuartos de final de la Champions League.

Mónaco, que hace dos campañas asaltó el Emirates Stadium del Arsenal, obligó al Manchester City a remontar en dos ocasiones, en un segundo tiempo magistral, en el que pudo haberse llevado el triunfo de no ser por los recurrentes errores defensivos en los últimos minutos del encuentro.

Como era de esperarse, Josep Guardiola, técnico del Manchester City, hizo rotaciones con respecto al cuadro titular que no pasó del empate sin goles frente al Huddersfield, de la Segunda División, en la Copa inglesa. Sólo repitieron Sergio Agüero, Fernandinho, Nicolás Otamendi y John Stones. Apostó por el portero Willy Caballero en lugar de Claudio Bravo, relegado al banco de suplentes en los últimos encuentros.

El partido fue eléctrico, con ocho goles, tres en el primer tiempo y cinco en el segundo. Aunque Mónaco avisó con un remate de cabeza por parte de Kamil Glik, fueron los locales los que se pusieron por delante en el marcador, al minuto 26, después de que Raheem Sterling mandó al fondo de la portería un buen pase de Leroy Sané.

Ahí apareció Radamel Falcao, dispuesto a reivindicarse en terreno inglés tras su mala experiencia en Manchester United y Chelsea. El delantero remató de palomita un centro enviado por Fabinho, para lograr el empate parcial, al minuto 32.

La polémica llegó pasada la media hora, cuando el árbitro no marcó un penalti sobre Agüero, tras ser zancadilleado por el portero Danijel  Subasic, lo que desató la ira de Guardiola en la zona técnica.

Mónaco completó la remontada a falta de cinco minutos para el descanso, cuando Kylian Mbappé recogió un pase de Fabinho para plantarse solo ante Caballero y su tímida salida.

Los del Principado pudieron haber ampliado su ventaja a los tres minutos de la segunda mitad, después de que Otamendi cometió una falta sobre Falcao. Sin embargo, el colombiano erró el penalti, con un mal cobro, flojo y a las manos de Caballero.

A partir de ese momento el encuentro se volvió todavía más loco, y al minuto 58 Agüero recibió un buen pase de Sterling, para soltar un remate que Subasic dejó escapar inexplicablemente.

Sólo tres minutos más tarde, Falcao se desquitó de su fallo en el penalti con un tanto majestuoso, tras quitarse de encima a un débil Stones y superar a Caballero con una vaselina precisa que silenció el Etihad Stadium.

Agüero acudió de nuevo al rescate de Guardiola, al minuto 71, al rematar libre de marca al segundo poste, un buen tiro de esquina cobrado por David Silva.

A raíz de un nuevo tiro de esquina llegó el 4-3, obra de Stones, quien en plancha remató un centro de Yaya Touré, para desatar la locura en las gradas.

Cuatro minutos más tarde, mientras el público local todavía celebraba el tanto de Stones, llegó el definitivo 5-3, obra de Sané, quien sólo tuvo que empujar el balón, tras un pase de Agüero.

Los Citizens consiguieron llevarse la victoria ante un valiente Mónaco, que, sin duda, les pondrá las cosas muy difíciles el 15 de marzo, en el Estadio Luis II del Principado, para sellar el pase a cuartos de final.