abc Radio


Con Pumas, Sebastián Saucedo cumplió un sueño

Los cambios han traído prosperidad en Pumas. El pueblo azul y oro puede presumir de tener un arranque positivo y la cima del Clausura 2020.

Los refuerzos han sido pieza angular para tener al equipo en donde se exige históricamente. Al interior, hay conciencia de que el esfuerzo no vale de nada si no llevan el trofeo de campeones a sus vitrinas. Ser el primer lugar de la clasificación general se toma con calma, aseguró Sebastián Saucedo, volante de Pumas, quien espera poner su granito de arena en la cancha o en la banca.

“Lo que yo veo es lo mejor para mí. Aportar al grupo, si me va bien a mí, sé que nos va bien a todos, lo más importante es saber que apoyo al equipo al cien por ciento, ya sea de banca o de inicio para que todos salgamos adelante, lo que nosotros queremos es Liguilla y si nos metemos tenemos la oportunidad de salir campeones que es lo más importante, ahora son las primera jornadas, pero debemos luchar para mantenernos”, dijo en charla con ESTO.

Sebas cumplió uno de sus más grandes sueños en su debut con la piel felina: hacer un gol en el Olímpico Universitario. “Sí, la verdad que fue maravilloso debutar en un estadio increíble, con los fanáticos que apoyan y la verdad que en un mejor momento quedó mi primer gol, fue estupendo porque mis papás estaban ahí, fue de lo mejor, me sentí con ganas de llorar porque fue un sueño mío siempre: meter gol en Ciudad Universitaria”, confesó el mexicoamericano.

El anhelo de festejar con la casaca auriazul llegó a su vida porque varios de sus familiares son aficionados al cuadro del Pedregal, cuando la oportunidad de jugar para Universidad Nacional llegó a la vida de Saucedo, todos en el seno familiar lo disfrutaron al máximo.

“La verdad representa bastante saber que vas llegando a una institución de alta categoría, por historia de Pumas y saber que yo puedo representar a Pumas es algo muy espectacular, tengo familia que le va a Pumas y es un orgullo poder estar aquí. (Cuando se enteraron) No lo creían al principio, había oportunidades de salir a otros equipos y la verdad llegar a Pumas nos bromeábamos, nunca pensé que iba a llegar a este club, no lo dudé cuando llegó la oferta, mi representante platicó con Chucho Ramírez y se cerró bastante rápido”, relató.

Otro de los objetivos que Sebastián tiene en su arribo a la Ciudad de México, es el de terminar sus estudios, eso le ayudará para su futuro, pero también llenará de orgullo y felicidad a su madre.

“Para ser sincero no, no he acabado la escuela, llegando a México con mi esposa, es algo que nosotros tenemos en mente, acabar la escuela y seguir una carrera, eso es lo más importante, sobre todo para mi mamá, yo creo que eso es lo que ella quería más, mi papá sí me apoyó bastante en el futbol, pero mi mamá es mamá de estados Unidos y creo que allá les importa más la escuela que el futbol, entonces sí quisiera acabar para darle la oportunidad de estar feliz a mi mamá”, remató.

LIGA MX Y MLS 

Es verdad que la Major League Soccer ha mejorado mucho, sin embargo, todavía está lejos del nivel de la Liga MX, es por eso que Sebastián Saucedo soñaba con llegar a jugar futbol a territorio nacional. “La verdad que es como un salto en la carrera, la MLS está creciendo bastante, pero creo que la liga MX es mucho mejor y era un salto más para mi carrera. Hay buenos equipos que compiten contra la liga mexicana, pero faltan muchos aspectos fuera de la cancha y yo creo que sí se está acercando cada vez más, pero la liga mexicana es muy buena”, declaró el volante auriazul.

Una de las principales diferencias entre ligas es que en Estados Unidos no hay concentración previa a los partidos, cada jugador puede hacer lo que prefiera en el día anterior a los enfrentamientos.

“Fíjate que de los entrenamientos, no me ha tocado ver todas las instalaciones de México, pero todas las de Estados Unidos están padres, la diferencia es que no hay descenso y no concentramos, te da la oportunidad de hacer lo que tú quieras, allá el que es profesional se cuida y el que no, hace lo que quiere, si hay partido el sábado, el viernes salen con amigos, eso es una diferencia muy grande, acá concentras con el equipo para estar preparado al 100%, también saber del descenso te sientes confortable para decir: bueno, no pasa nada, mejoramos el próximo año, acá en la liga tienes que ganar y ganar, no podemos estar en una posición de descenso”, explicó.

Esta situación, lejos de sacarlo de concentración lo llena de motivación y lo hizo un futbolista más responsable.

“La verdad provoca concentración, sabes que tienes que descansar, comer bien después y antes del partido, cuando estás fuera de casa te da de: vamos a cenar fuera de casa o algo, te desvelas y eso no está bien, la verdad, yo creo que te hace más responsable”, cerró.