abc Radio


Cuarto oro para Katie Ledecky en los 4×200 metros libres femenino

  • Jueves 27 de julio de 2017
  • en Deportes

Estados Unidos ganó una vez más en la final de 4×200 metros libres femenino y su estrella Katie Ledecky, que brilló en el último relevo, sumó su cuarto oro en este Mundial de Budapest.

En lucha contra las chinas, que terminaron segundos, y con las rusas, líderes provisionales antes de caer al cuarto lugar, el cuarteto estadounidense (Leah Smith, Mallory Comerford, Melanie Margalis, Katie Ledecky) se impuso con un tiempo de 7 minutos, 43 segundos y 39 centésimas. Las australianas, subcampeonas olímpicas, fueron bronce.

Ledecky llegaba al Mundial de Budapest con el objetivo de lograr seis oros, algo que no podrá lograr ya que la italiana Federica Pellegrini le venció en los 200 metros libre. Ledecky ha ganado las otras pruebas en las que participó y podría terminar el Mundial con cinco oros.
PRIMEROS TÍTULOS

La española Mireia Belmonte (200 metros mariposa) y la brasileña Etiene Medeiros (50 metros espalda) vivieron un día inolvidable, ayer jueves en Budapest, al proclamarse por primera vez en sus carreras campeonas en un Mundial en piscina larga.

Ambas sabían lo que era ser campeona del mundo en piscina corta, pero no en la piscina más importante, pese a haberlo rozado anteriormente con medallas de plata.

Belmonte consiguió, con su victoria en los 200 metros mariposa, unir el oro mundial al olímpico, que consiguió en esa misma prueba el año pasado en los Juegos de Rio.

Belmonte terminó la final este jueves con un tiempo de 2 minutos, 5 segundos y 26 centésimas, por delante de la alemana Franziska Hentke (plata) y de la estrella local, la húngara Katinka Hosszu (bronce).

Es la segunda medalla para la nadadora catalana en esta cita en Hungría, tras la plata de los 1.500 metros libres.

Además de esa plata de Budapest en los 1.500 metros, había logrado tres medallas mundiales en Barcelona-2013, dos de plata (200 metros mariposa, 400 metros estilos) y una de bronce (200 metros estilos).

El año pasado en los Juegos de Rio había logrado dos medallas, ese oro de los 200 metros mariposa y el bronce en los 400 estilos. Sumó esa cosecha a las dos platas (200 mariposa y 800 libre) de Londres-2012.

Belmonte reveló después de su oro que en la mañana del jueves se despertó enferma, con dolor de cabeza y de garganta. “Me quería quedar en la cama”, afirmó. “Ahora me siento mejor”, apuntó con una sonrisa.