abc Radio


Diego Sánchez se impone en la corrida nocturna

  • Martes 15 de agosto de 2017
  • en Deportes

El matador de toros aguascalentense Diego Sánchez se convirtió en el triunfador de la tradicional corrida nocturna del lunes pasado en Cedral, San Luis Potosí, al cortar dos orejas, obteniendo así el trofeo Frascuelo Asunción.

El joven matador recibió a su primer astado con finas verónicas; aprovechó las buenas embestidas con la muleta, sobre todo por el lado diestro, por donde se empleó mejor el de José Julián Llaguno. Muletazos de gran empaque y dimensión, con manoletinas cerró su faena y tras una estocada en buen sitio cortó los dos auriculares.

El que cerró el festejo fue un toro que se amarró de inmediato a la arena, sin embargo, Sánchez porfió y logró pasajes de calidad por ambos lados y escuchar palmas al final.

El matador Arturo Macías recibió al segundo de la tarde con lances a pies juntos para después tomar la muleta y realizar una faena variada, que conectó de inmediato en los tendidos, el final de faena fue por manoletinas por demás ajustadas, sin embargo la espada le jugó una mala pasada para retirarse entre palmas.

Con su segundo, un toro que se orientó rápido y buscó los muslos del torero, Macías se puso firme y pudo ponerse por encima de las condiciones del burel, robándole muletazos de mucho mérito. Dejó una estocada hasta las cintas para cortar una oreja.

El rejoneador Jorge Hernández Garate hizo alarde de buen toreo a caballo, destacando en las banderillas donde clavó al sesgo y llevó bien toreado al estribo a su socio. Dejó en buen sitio el rejón de muerte que hizo rodar sin puntilla al toro para así cortar dos orejas.

Su segundo le puso las cosas más complicadas, intentando llevar bien toreado al ejemplar, sin embargo, no pudo llegar a buen puerto.

Al final del festejo el empresario Manuel Azcona entregó el premio Frascuelo Asunción a Diego Sánchez, posteriormente el matador abandono la plaza a hombros.

A DESTACAR

Plaza de Toros Frascuelo, que registró un lleno en los tendidos, tarde calurosa donde se lidiaron toros de la ganadería zacatecana de José Julián Llaguno, bien presentada y de juego desigual. El rejoneador Jorge Hernández Garate, dos orejas y silencio. Arturo Macías,  palmas y una orejas. Diego Sánchez, dos orejas y palmas.

El matador de toros aguascalentense Diego Sánchez se convirtió en el triunfador de la tradicional corrida nocturna del lunes pasado en Cedral, San Luis Potosí, al cortar dos orejas, obteniendo así el trofeo Frascuelo Asunción.

El joven matador recibió a su primer astado con finas verónicas; aprovechó las buenas embestidas con la muleta, sobre todo por el lado diestro, por donde se empleó mejor el de José Julián Llaguno. Muletazos de gran empaque y dimensión, con manoletinas cerró su faena y tras una estocada en buen sitio cortó los dos auriculares.

El que cerró el festejo fue un toro que se amarró de inmediato a la arena, sin embargo, Sánchez porfió y logró pasajes de calidad por ambos lados y escuchar palmas al final.

El matador Arturo Macías recibió al segundo de la tarde con lances a pies juntos para después tomar la muleta y realizar una faena variada, que conectó de inmediato en los tendidos, el final de faena fue por manoletinas por demás ajustadas, sin embargo la espada le jugó una mala pasada para retirarse entre palmas.

Con su segundo, un toro que se orientó rápido y buscó los muslos del torero, Macías se puso firme y pudo ponerse por encima de las condiciones del burel, robándole muletazos de mucho mérito. Dejó una estocada hasta las cintas para cortar una oreja.

El rejoneador Jorge Hernández Garate hizo alarde de buen toreo a caballo, destacando en las banderillas donde clavó al sesgo y llevó bien toreado al estribo a su socio. Dejó en buen sitio el rejón de muerte que hizo rodar sin puntilla al toro para así cortar dos orejas.

Su segundo le puso las cosas más complicadas, intentando llevar bien toreado al ejemplar, sin embargo, no pudo llegar a buen puerto.

Al final del festejo el empresario Manuel Azcona entregó el premio Frascuelo Asunción a Diego Sánchez, posteriormente el matador abandono la plaza a hombros.
A DESTACAR

Plaza de Toros Frascuelo, que registró un lleno en los tendidos, tarde calurosa donde se lidiaron toros de la ganadería zacatecana de José Julián Llaguno, bien presentada y de juego desigual. El rejoneador Jorge Hernández Garate, dos orejas y silencio. Arturo Macías,  palmas y una orejas. Diego Sánchez, dos orejas y palmas.

Sergio Flores, oreja de valía

La buena racha continúa para Sergio Flores que la noche de este lunes hizo el paseíllo en una de las corridas con mayor tradición en nuestro país como lo es la Corrida de las Luces en la plaza de toros La Taurina, de Huamantla, Tlaxcala. Devoción, identidad y fe, se conjugan con la tauromaquia, cuando los toreros y afición agradecen a la Virgen de la Caridad en momentos donde la luz se convierte en el símbolo de unidad. Para este festejo, Flores compartió cartel con Uriel Moreno “El Zapata” que también cosechó un apéndice, mientras que José Luis Angelino, destacó con el quinto, saludando en el tercio.

Flores cortó una oreja de valía y peso, dejando un grato sabor ante la afición de su tierra.

Poco más de tres cuartos de entrada, toros de Piedras Negras, devuelto el sexto por manso; salió un reserva de Los Encinos, de juego variado. Uriel Moreno “El Zapata”, oreja y palmas; José Luis Angelino, silencio y salida al tercio; Sergio Flores, oreja y palmas. Lo que es una pena fue la entrada.