abc Radio


El boxeador Jaime MunguA�a busca quitarle la corona al estadounidense Sadam Ali

  • ABC Radio
  • Martes 8 de mayo de 2018
  • en En el Ring

Antes
de viajar a su cita con la historia, el mexicano Jaime Munguía platicó con ESTO sobre el gran reto que representa en su carrera la pelea de título mundial que sostendrá el próximo sábado ante el monarca superwelter de la Organización Mundial de Boxeo, el estadounidense Sadam Ali, a quien buscará arrebatarle la corona y convertirse en el noveno peleador mexicano en ser campeón del mundo en las 154 libras.


El invicto noqueador tijuanense, quien marcha con foja de 28-0, 24 antes del límite, anhela cumplir su sueño en Verona, Nueva York, sede de la contienda, a la que llegará con ocho semanas de preparación, fortalecido en todos los aspectos, al afirmar que tanto anímica como físicamente se encuentra a tope.


“Sería histórico poder coronarme en esa división, donde hemos tenido pocos campeones del mundo. Estoy en mi peso natural, el superwelter, siempre supe que en algún momento me llegaría esta oportunidad y no queda más que aprovecharla y demostrar de qué estamos hechos”, manifestó el recio ponchador fronterizo.

En su momento pudo haber sido el retador de Gennady Golovkin en el combate que disputó el kazajo el pasado 5 de mayo, pero el tijuanense está convencido que por algo pasan las cosas, siendo ésta una gran oportunidad para alcanzar su objetivo.

“Contra Golovkin no iba a estar en mi peso, era dar un poco de ventajas por ese lado. Esta pelea que me espera es como si la hubiera soñado, me
llega en buen momento de mi carrera, me siento listo para subir al ring y dar lo mejor de mi para traerme ese título del mundo a mi país”, aseveró el púgil de 21 años de edad.

CON LA PEGADA POR DELANTE

Si Munguía se caracteriza por algo en el ensogado, es justamente por la pegada, de ahí su elevado porcentaje de victorias por esta vía.

“Saldré desde el inicio a buscar el nocaut, no tendría por qué cambiar mi estilo si gracias a la pegada que tengo he vencido así a varios rivales. Traemos un plan de pelea que se basa en mi pegada, la haremos valer desde los primeros rounds”, advirtió el retador a la corona universal en las 154 libras de la WBO, justo un título que en su momento tuvo en su poder el tapatío Saúl Álvarez.