abc Radio

Monserrat Alarcón busca título mundial absoluto en Japón

  • Alejandra Trujillo
  • Jueves 29 de agosto de 2019
  • en En el Ring

La mexicana busca consagrarse ante la boxeadora Ayaka Miyao en la Arena Korakuen de Tokio

Con gran confianza en sí misma y respaldada en una ardua preparación, la capitalina Monserrat Alarcón volverá a Japón, pero ahora en calidad de campeona mundial, en pelea unificatoria, al ostentar el título regular de peso átomo avalado por la Asociación Mundial de Boxeo.

La cita de la mexicana será el próximo 12 de septiembre en la Arena Korakuen de Tokio frente a la monarca interina de la división, Ayaka Miyao, en un choque que, aseguró, marcará la diferencia su inteligencia y mejor técnica.

“El ir a Japón es un gran compromiso. Ya vivimos una experiencia allá y queremos repetirla con otro triunfo. El enfrentar a japonesas en su país son auténticas guerreras, vamos muy bien preparadas para regresar como las campeonas absolutas en la división”, expresó Alarcón en su visita a la redacción del Diario de los Deportistas, portando su cinturón de monarca en las 102 libras de la WBA.

En su anterior experiencia en el país del sol naciente, en abril de 2017, disputó en calidad de retadora la faja de la WBO en peso mosca y al llegar ahora como campeona, admitió que la responsabilidad es doble.

“Es un momento de más exigencia en mi carrera, estoy en mi categoría, ya no doy ventajas de peso como ocurrió aquella vez en Japón y cuando defendí mi campeonato. Debo dar el máximo, voy como campeona, es una doble responsabilidad y así la asumo”, externó la boxeadora, también apodada “Pequeña Gigante”.

El pelear en pleno mes patrio es una sensación que disfrutará la doble campeona del mundo, dispuesta en poner en alto el boxeo femenil mexicano, en un país de gran tradición boxística.

“Septiembre es un mes muy especial para pelear, sobre todo cuando te toca salir del país, lo haremos como campeona del mundo y el deseo de regresar con el título y demostrar que el boxeo femenil mexicano es potencia a nivel mundial”, estableció Monserrat Alarcón.