abc Radio


Bendita juventud… Diego Lainez, la joya del América

  • Jueves 6 de abril de 2017
  • en Futbol

por Alejandro Alfaro

América visitó a Santos en el duelo que definiría su grupo dentro de la Copa MX. Noche típica de cuadros alternativos para dar descanso a sus estelares. Aquella vez, al minuto 59, Gerson Torres salió del campo. Cedió el lugar a un chico de 16 años que respondía al nombre de Diego Lainez. El chico sorprendió a más de uno. Desparpajo y atrevimiento para jugar ante futbolistas consolidados en Primera División.

Algunas semanas han pasado desde entonces,y ese joven integrante del equipo Sub-17 de las Águilas, hoy se consolida en el primer equipo.

Ya debutó en Liga y con un par de partidos iniciados como titular en el Clausura 2017, el “Niño”, como lo llaman algunos de sus compañeros, recibió a ESTO en las instalaciones de Coapa, con tal de revelar cómo ha sido este cambio tan repentino en lo futbolístico y lo personal para él.

“Soy un joven de 16 años, de Villahermosa, Tabasco. Mi papá fue el primero que me dio su confianza para iniciar en esto”, compartió sonriente.

Foto: Ramón Romero | ESTO

Foto: Ramón Romero | ESTO

De muy chiquito me dio siempre balones, porque le gustaba mucho el futbol. Él trabajaba allá en un equipo que se llamaba Lagartos y me llevaba a las concentraciones de chico. Me metieron a un plantel de futbol y ahí empecé”, relató al término de la práctica matutina.

El talento de Diego es muy apreciado en Coapa, pero no solamente fue objeto de deseo de los azulcremas, ya que antes de ponerse el plumaje de las Águilas, a las que guarda gratitud y amor, pudo quedarse en Pachuca, junto con su hermano Mauro, aunque él ya tenía definido dónde quería iniciar sus pasos como futbolista.

 

“Hubo varias invitaciones, pero decidí venir al América. Vine a unas pruebas y me quedé. Me gustó este equipo por los jugadores que tenía cuando yo estaba chiquito. Veía los goles de Cuauhtémoc (Blanco) y Cabañas. Eso me llamó mucho la atención, y cómo jugaba. Desde pequeño le agarré amor a esta camiseta. Toda mi familia es americanista”, contó emocionado.

Al inicio de este semestre, Lainez despuntaba en la Sub-17 americanista. No se imaginaba que para el cierre de la campaña estaría peleando por un boleto a la Liguilla con el primer equipo, mas no ha rehuido a este reto, al contrario, asume con gusto la oportunidad.

Al lado de su madre, muy orgullosa. Foto: Ramón Romero | ESTO

Al lado de su madre, muy orgullosa. Foto: Ramón Romero | ESTO

“Obviamente uno trabaja para eso (llegar a primera) y es la ilusión, pero la verdad no me imaginaba estar aquí. Entrenaba y jugaba con la Sub-17, pero se me dio la oportunidad de debutar”, reconoció, al tiempo de recordar cómo fue que se dio su paso al cuadro estelar y quien fue el encargado de darle la noticia.

“A mí me avisaron terminando un partido contra Puebla que me presentara al siguiente día; iba a haber Copa el miércoles y me dijo el profe ‘Harlem’ Medina. Esa vez no me convocaron, pero a la siguiente semana hice el viaje”, comentó.

 

 

Aporta y aprende

Ser un futbolista juvenil y formado en las fuerzas inferiores de América no es sencillo, ya que en el primer equipo regularmente hay figuras consolidadas en todas las líneas, ya sean nacionales o extranjeras, por lo que debutar y ganar la titularidad no es tarea sencilla.

Es por eso que Lainez se dijo gustoso de vivir su sueño y alcanzar la meta que desde niño se propuso.

“Claro que me da gusto, porque es un sueño, lo que siempre quise. Obviamente me da gusto estar jugando, porque desde niño ese fue mi mayor deseo”, expresó.

Foto: Club América

Foto: Club América

A su corta edad, lo lógico sería que Diego únicamente aprendiera de sus compañeros con experiencia, y aunque eso es lo que hace, él también aporta su granito de arena al grupo crema, mismo que, a decir suyo, radica en su deseo de superación y el esfuerzo que imprime en cada oportunidad recibida.

“Yo creo que las ganas de salir adelante, que todos tienen. Siempre trato de aportar lo mejor de mí y esforzarme al máximo”, sentenció.

Foto: Club América

Foto: Club América