abc Radio


El Barcelona se da un festín ante el Girona

  • Sábado 24 de febrero de 2018
  • en Futbol

El Barça hizo pagar la novatada al Girona en el Camp Nou al que derrotó por 6-1, en un partido en el que la ambición de los de Pablo Machín les permitió adelantarse a los tres minutos de juego, pero también a encajar cuatro tantos en los primeros 45 minutos y seis al final.

Después del estresante partido europeo en Stamford Bridge, en el que apenas dispuso de ocasiones, jugar con las facilidades que le dio hoy el Girona fue una bendición para el Barça que aprovechó la circunstancia para darse un baño de confianza.


Puso en juego Valverde a Coutinho y Dembélé con Messi y Suárez, reservó a Iniesta y a Sergi Roberto, pero se encontró con un ambicioso Girona, que salió a por todas.

Cuando en la víspera Pablo Machín advirtió que su equipo iba a salir sin ninguna reserva y a jugarle "de tú a tú" al Barça en el Camp Nou, porque sus jugadores se lo merecían, seguramente muchos no le creyeron. En los primeros tres minutos, se demostró que el soriano iba en serio.

Salió el Girona con las líneas muy avanzadas, con el hondureño 'Choco' Lozano jugando al espacio y Portu sembrando dudas a los centrales barcelonistas. En la primera jugada de ataque del Girona, Lozano se fue en velocidad y en un balón dividido entre Umtiti y Portu, el delantero rojiblanco fue el más listo, se adelantó y batió a Ter Stegen (0-1, min.3).

Con ese tanto, Portu se convierte en el único jugador del actual campeonato que ha conseguido marcar a los cuatro primeros de la tabla: Barça, Real Madrid, Atlético de Madrid y Valencia.

El Girona, a diferencia de otros equipos, que hubieran decidido plegar velas, poner el autobús o colgarse del travesaño, siguió con su plan y ese fue su error, porque con espacios, el Barça le mató en las transiciones, faceta en la que estuvo especialmente lúcido Leo Messi, que anotó dos goles y una asistencia en el primer tiempo.

El partido se equilibró rápidamente, cuando el argentino asistió a Luis Suárez y el uruguayo batió a Bono en el minuto 5 para equilibrar el partido.

Los gerundenses destilaban buenas sensaciones, su fútbol convencía, Portu era un incordio delante, Borja García y Granell eran muy creativos y el único pero se encontraba en la defensa.