abc Radio


Se entrega Jonathan Fabbro, exjugador de Lobos acusado de abuso sexual

  • Miércoles 20 de diciembre de 2017
  • en Futbol

Tres semanas después de lanzarse la alerta para su captura en 192 países, el exfutbolista de los Lobos de la BUAP Jonathan Fabbro se halla ya en poder de las autoridades mexicanas para responder sobre las acusaciones que pesan en su contra por abuso sexual de dos menores en Sudamérica.

El paraguayo naturalizado fue detenido por las autoridades en Puebla en el hotel Villa Florida, el cual se ubica en el municipio de San Andrés Cholula.

El futbolista, quien antes de llegar a La Manada jugó con los Jaguares de Chiapas, trataba de evitar la cárcel en Argentina según sus representantes legales Oneto y Rodolfo Baquero, quienes lo revelaron al diario deportivo Olé de dicho país; pero el juez rechazó el pedido, ahondó el periódico.

Si Fabbro ahora acepta su extradición, en un mes estaría en territorio pampero.

Si la justicia lo encuentra culpable, el jugador enfrentaría de 15 a 20 años de cárcel.

Larissa Riquelme, pareja sentimental del exfutbolista de River Plate, escribió horas antes de darse la detención de Fabbro en su cuenta personal de Twitter: "Buen miércoles…" acompañando el tuit con una imagen con el mensaje, "Hay batallas que requieren tu silencio porque te toca ver como Dios pelea por ti".

En días pasados la modelo se manifestó por la misma vía y en la misma tónica: “Inteligente es quien solo cree la mitad de lo que oye. Brillante es aquel que sabe qué mitad…”

¿A qué responderá?

Al exfutbolista de La Manada se le acusa de dos delitos de abuso sexual.

El primero de su propia ahijada, de once años de edad en Argentina.

Después se le acusó en Paraguay de abusar de otra menor, quien aparentemente pertenecería al entorno de Larissa Riquelme.

Por lo que además de responder en Argentina, lo deberá de hacer en Paraguay.

Lobos ya habló

Si bien La Manada desde el cuatro de diciembre dio por terminada la relación laboral con Fabbro, El Sol de Puebla contactó a representantes de la dirigencia universitaria para saber qué tenían que decir sobre la detención del futbolista.

El club fue contundente: “El señor ya no trabaja con Lobos; en su momento se mandó el comunicado donde el jugador causaba baja del equipo y ya lo que pase con él no es de nuestra competencia”.