abc Radio


Juan Carlos Osorio entrenó al más puro estilo del “Tuca” Ferretti

  • Jueves 21 de junio de 2018
  • en Futbol

undefined

Moscú.- Al más puro estilo del “Tuca” Ferretti, Juan Carlos Osorio entrenó una vez más a la Selección en Dynamo, de cara al duelo contra Alemania, en donde la principal característica fueron su exigencias, gritos, manoteos, regaños y hasta “exhibiciones” a sus elementos al no realizar lo que pedía en la cancha, incluso hasta emuló el tan peculiar grito de “¡Carajo!”.

En pocas veces se ha visto esa versión de Osorio durante los entrenamientos. Sí ha aparecido ese cafetalero en los partidos en donde exige de más y hasta en ocasiones pierde la cabeza, pero en las prácticas no es usual. Al menos conforme a lo que había manejado en sus cuatro años dentro de la concentración del Tricolor.

Así que ayer mostró otra faceta. No quiso perder el tiempo, Alemania se mira de cerca y pidió el máximo esfuerzo en cada jugada, en cada barrida, todas las salida, pases y pelotas divididas. Nada pasó por un costado del cafetalero

El cafetalero pidió perfección y concentración, así como tradicionalmente ocurre con Ricardo Ferretti con los Tigres y que lo ha llevado a grandes resultados como títulos de la Liga MX.

El “Tuca” Ferretti tuvo un breve paso en el combinado azteca con su interinato, pero Osorio lo recordó, lo emuló, lo puso a vibrar en el campamento con sus fuertes órdenes e instrucciones. Los gritos fueron tan estremecedores que algunos jugadores no pudieron quedarse con las ganas de soltar una que otra rabieta.

Y es que después del calentamiento, estiramientos y el torito, en la habitual práctica interescuadra, Osorio montó a los dos equipos, observó y apunto, en su posición de campo, mediocampo, observó el sacrificio de Edson Álvarez, quien le tocó la peor parte al ser completamente evidenciado. “Terminen las jugadas, carajo”, gritó el “Recreacionista” con rabieta clara en

su expresión y palabras.

El colombiano se refería a una acción en la que pedía al lateral del América que disparara a puerta sin miedo, pese a que el juvenil no es ni siquiera central y solamente lo habilitan ahí por la falta de un lateral derecho nominal en la escuadra.

Sin embargo, el jugador realizó un centro que no remató nadie y la jugada no tuvo consecuencias ante el arco para que lograra el enojo del cafetalero.

Inmediatamente, el entrenador se dirigió a Edson y e hizo saber su error y lo que pretende en el terreno de juego.

El canterano del América podría salir de titular contra Alemania, ya que es un jugador que se ha ganado la confianza del entrenador, aunque habría otra opción como Carlos Salcedo o el mismo Miguel Layún con su perfil natural.