abc Radio


La Juventus de Ronaldo, gana en la Champions League ante Valencia

  • Miércoles 19 de septiembre de 2018
  • en Futbol

Valencia, España.- La nueva estrella de la Juventus, el delantero portugués Cristiano Ronaldo, no pudo contribuir al triunfo de 2-0 que su equipo logró en la visita al Valencia, en la fecha 1 de la fase de grupos de la Champions League.


Ambos goles llegaron de penalti, firmados por Miralem Pjanic, al minuto 45 y 51, una vez que el campeón de Europa con Portugal había tomado el camino de los vestidores tras un altercado con el defensor Jeison Murillo, a quien dio un leve golpe en el pie y otro en la cabeza, al minuto 29.

El cinco veces ganador del Balón de Oro, proveniente del Real Madrid a cambio de 100 millones de euros, reaccionó a su expulsión con airadas protestas y llorando abandonó el terreno de juego en cámara lenta, con paradas para mirar al horizonte, discutir su expulsión y para apoyarse en el marco del túnel, visiblemente abatido.

Y es que sus opciones de conquistar, el próximo lunes, el premio The Best de la FIFA, al mejor jugador del Año; o de ser el Balón de Oro, pudieron quedar sobre el césped de Mestalla.

Pero la expulsión del delantero portugués motivó aún más al actual campeón de la Liga italiana, que había gozado de las mejores ocasiones de gol hasta entonces, y fruto de ese dominio llegó el primer penalti, cometido por el volante Dani Parejo.

La falta de acierto de la Juventus ante el arco rival se multiplicó con el paso de los minutos, hasta que un disparo al larguero, por parte de Joao Cancelo, derivó en un balón rebotado al propio defensor y el penalti de Parejo.

Al poco tiempo de la reanudación, fue Murillo el que agarró al también defensor Leonardo Bonucci. El árbitro no dudó en señalar la pena máxima y Pjanic volvió a superar al portero Neto.

La presión final del Valencia estuvo a punto de dar frutos con un gol que maquillara el resultado, pero el penalti que cobró Parejo, en la última jugada del partido, fue atajado por Wojciech Szczesny.

Así fue el día para Cristiano Ronaldo en una cancha de por sí habitualmente hostil con todo lo relacionado al Real Madrid. El público de Mestalla reaccionó eufórico a la expulsión del portugués con gritos de “¡Fuera, fuera!”.