abc Radio


La noche amarga en la que EU salvó a México de la eliminación

  • Martes 5 de septiembre de 2017
  • en Futbol

Hace cuatro años cuando 
México
 visitaba San José , 
Costa Rica
, el Tricolor llegaba con los pelos de punta, ya que la eliminación a la Copa del Mundo era una inminente posibilidad.

 

El 15 de octubre del 2013,  la 
Selección Mexicana
 tenía la encomienda de vencer a Costa Rica o en su caso, esperar un combinación de resultados que le dieran la clasificación a Brasil 2014.

 

Sin embargo, todos recordarán aquella noche como una de las más amargas para el futbol nacional , y es que por un momento la eliminación se convirtió en toda una realidad.


 

 

Aquella selección que comandaba 
Víctor Manuel Vucetich
, sufrió cada minuto y cada segundo que transcurrió en el 
Estadio Nacional
, mismo inmueble donde hoy se enfrentarán ambas selecciones pero con la gran diferencia de que México, cuatro años después, llega ya con su boleto en la mano para 
Rusia 2018.

 

Esa noche lluviosa de octubre, los 
ticos 
se pusieron arriba en el marcador con un gran remate de media vuelta por parte de 
Bryan Ruíz
 que no dejó opciones a
 Guillermo Ochoa.

 

Para fortuna de México y a pesar de no jugar bien, el empate no tardó gracias a  Oribe Peralta.

 

Con los números parejos, 
Costa Rica
 salió más ofensiva en la parte complementaria y al minuto 63 se volvió a poner arriba con un cabezazo de
 Álvaro Saborío.

 

Con ese resultado, y si sumamos que en ese instante  EU caía en Panamá, México estaba fuera. Sin embargo, nuestro vecinos del norte nos hicieron el favor, y cuando corría el minuto 92 en ambos partidos, fue cuando la cabeza salvadora de 
Graham Zusi
 le dio a los aztecas el pase.

 

En el estadio Nacional, cuando todos creían que México estaba eliminado se dio la noticia, situación que provocó una reacción de alegría por parte de la banca nacional, que al enterarse de dicho “milagro” cambió  su semblante.

 

Hoy la situación es diferente en tierras ticas, ya que ambas escuadras , una ya clasificada y la otra a la espera de firmar su pase en cualquier momento, se volverán a ver las caras pero con una atmósfera de mayor tranquilidad.