abc Radio


Osorio y Fabián animan al grupo de cara al duelo contra Brasil

  • Jueves 28 de junio de 2018
  • en Futbol


undefined


Moscú.-

El día después de la derrota frente a Suecia provocó un cambio evidente. Nadie está contento. Nadie puede decirse conforme. La Selección aparece para comenzar a trabajar. Los rostros pretenden disimular un día normal. No lo es.

El constante disparo de las cámaras fotográficas es lo único que se escucha. De pronto, no falta quien dice algo antes de empezar el tenis-balón. Alguna ocurrencia para provocar una sonrisa y acabar con las caras largas. Juan Carlos Osorio tiene mucho que contar, y lo hace a un lado de la cancha junto al psicólogo del equipo, Memo Cantú y Dennis te Kloese, mientras su cuerpo técnico trabaja con los jugadores. Animar la práctica es parte de su trabajo y Marco Fabián, ayudó mucho en esa labor.

No es fácil superar un trago tan amargo. El equipo iba con paso perfecto y la caída fue muy dolorosa. Es difícil que está herida cierre antes del lunes. Pero en eso se trabaja. ¿Cómo darle vuelta a la hora?

Si en realidad había una competencia interna importante, ahora deberán entrar los que tienen más hambre, los que creen que se puede hacer historia.

PRENSA BRASILEÑA

Algunos periodistas brasileños se aparecieron en la práctica. Se le tiene mucho respeto al Tricolor, porque la derrota frente a Suecia, no habla del verdadero nivel: “México nunca ha sido un rival fácil para Brasil, estoy seguro que va a mejorar mucho y no será fácil para el equipo de Tite, seguir adelante”, comentó un periodista de O’Globo.

Juan Carlos estrenó playera

La motivación de Juan Carlos Osorio no cesó. No importó el revés ante Suecia, ni la forma en la que el equipo fue exhibido o los errores puntuales de Edson Álvarez en el primer y tercer gol, el colombiano tiene claro que la unión de grupo es lo más importante. Las famosas playeras del cafetalero volvieron. Ahora con la leyenda “se equivoca uno, trabajamos todos”, como clara referencia a lavar las múltiples fallas frente a los vikingos y que no se vuelvan a repetir en los octavos de final.

Brasil es el rival y Juan Carlos quiere que se terminen las fallas, o que sean mínimas para que se pueda aspirar a los cuartos.