abc Radio


Rusia acaricia los octavos de final del Mundial

  • Miércoles 20 de junio de 2018
  • en Futbol

undefined



San Petersburgo.-



Rusia volvió a dominar y venció a un Egipto que regresó a un Mundial tras 28 años. El debut de su estrella Mohamed Salah se vio opacado por la buena actuación de Denis Cheryshev, que con el gol que anotó llegó a tres dianas y empató a Cristiano Ronaldo como líder de goleo del certamen, 3-1 final.

Un autogol de Fahti, el mismo Cheryshev y la potencia de Zyuba doblegaron a unos Faraones que les faltó ofrendar mucho más ante sus dioses, pues apenas un gol de Salah los puso a soñar.

Los anfitriones ya se ven en octavos de final y un empate ante Uruguay en la siguiente fecha les basta para amarrar su pase. Egipto espera un milagro y que los charrúas no derroten a los saudís para mantener vivas sus esperanzas. Hoy Rusia amaneció como el mandamás del Grupo A.

CAPITALIZARON DESCONCIERTO

Los pupilos de Cherchesov buscaron los primeros minutos la posesión del esférico. Lo lograron. Cheryshev, su hombre insignia ante los saudís, buscó el área de Elshenawy. No se encontró cómodo para ponerlo a trabajar. Fue Golovin quien metió el primer susto para los egipcios. El balón pasó a un lado de la portería en un tiro de media distancia. Con el juego aguerrido en media cancha y varios intentos de los africanos, el silbante marcó el final del primer tiempo. Con mucho corazón y encomendándose a los dioses, Egipto salió a la segunda mitad a jugarse la vida. Las ganas se esfumaron rápido.

Un mal tiro de Zobnin terminó en el júbilo ruso. Fahti intentó cortar el disparo, pero ante la exigencia de una falta de Zyuba se dejó caer antes de tiempo y terminó rechazando con la espinilla. El balón se incrustó en la meta de Elshenawy de manera agónica. Una buena diagonal de Fernandes acabó sentenciando el 2-0 para los de casa. Denis apareció solo y mandó la redonda a guardar en la meta africana.

Sin nada que perder, Cúper replanteó a su equipo dentro del campo. Un pelotazo largo al área lo dejó atónito y molesto en el banquillo. Zyuba abusó de su físico y bajó un balón en el área del rival, con mucha garra dejó

atrás a dos rivales y definió de parte interna ante Elshenawy. Rusia lo hacía de nuevo, goleaba en su segundo duelo, 3-0. Egipto se lanzó al frente y fue por los pies de su estrella que llegó el descuento.

Salah encaró hacia el arco y fue derribado. El VAR entró en función y se señaló el penal. “Momo” venció a Akinfeev y dijo presente al mundo.

Al final, Rusia se impuso y soñó en grande con la clasificación. El conjunto que no ganaba desde octubre de 2017 marcha invicta y luce bien en su fiesta mundialista.