abc Radio


Sin Cristiano Ronaldo, Real Madrid inicia victorioso el 2018

  • Jueves 4 de enero de 2018
  • en Futbol

El Real Madrid, con un equipo lleno de habituales suplentes, abrió este jueves su año 2018 con una victoria 3 a 0 en el campo del Numancia (2ª división) en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey, donde el Barça, también sin sus principales jugadores, empató en Vigo con el Celta (1-1).

El equipo 'merengue' dio por lo tanto un paso de gigante hacia los cuartos, pese a la ausencia de Cristiano Ronaldo y otras figuras en el césped de Los Pajaritos.

El primer gol del partido ante el quinto clasificado de la segunda categoría lo consiguió el galés Gareth Bale, que transformó un penal en el minuto 35. El equipo soriano quedó muy herido al verse con un jugador menos, por la expulsión por dos amarillas de Pape Diamanka en el 60.

En los instantes finales, el Real Madrid mató la eliminatoria por completo, con otro penal transformado por Francisco Alarcón 'Isco' (89) y un gol a continuación de Borja Mayoral, rematando de cabeza en el segundo palo (90+1) para poner el 3 a 0 definitivo.


 

Era el primer partido para el Real Madrid desde la dolorosa derrota por 3 a 0 en casa en el Clásico contra el Barça, el pasado 23 de diciembre.

También estrenaba precisamente su año 2018 el Barcelona, en su caso en el campo de una formación de primera, el Celta de Vigo (1-1), en un partido donde los hinchas azulgranas tuvieron la buena noticia de la reaparición en el equipo de Ousmane Dembélé.

El joven francés de 20 años, fichaje estrella del Barça en la pretemporada, no jugaba desde septiembre, cuando se lesionó en el bíceps femoral del muslo izquierdo. Dembélé jugó los últimos veinte minutos del partido.

En ausencia de Lionel Messi, Luis Suárez y Andrés Iniesta, que no fueron ni siquiera convocados, el primer gol del Barcelona en 2018 lo firmó el canterano José Manuel Arnaiz (minuto 15), que remató en el segundo palo un centro raso del portugués André Gomes.

El empate del Celta antes del descanso llegó en el 32, cuando tras un remate al palo de Iago Aspas y ante la pasividad de la defensa azulgrana, el danés de origen sursudanés Pione Sisto (31) apareció para batir al holandés Jasper Cillessen y poner el 1-1 final.