abc Radio


Las estrellas del Abierto Mexicano de Tenis disfrutado de Acapulco

  • Domingo 26 de febrero de 2017
  • en Deportes

El trato que tienen los organizadores del Abierto Mexicano de
Tenis con sus jugadores es especial.

Más allá de procurarse por tener un cuadro competitivo con
varias de las mejores raquetas del mundo, Mextenis se enfoca en la
comodidad de sus participantes y dejar las puertas abiertas para
que tengan ganas de volver al Puerto de Acapulco en un futuro no
muy lejano.

Con Rafael Nadal y Eugenie Bouchard no es la excepción.

El mallorquín llevaba tres años sin disputar el AMT, pero el
cariño que le han mostrado los mexicanos en las ediciones
anteriores, provocó que Rafa reflexionara su decisión inicial y
que volviera a pisar el estadio Pegaso. La superficie dura del
recinto vio, por segundo día consecutivo, entrenar a Nadal
acompañado por sus entrenadores, su tío Tony, y el ex número uno
del mundo, Carlos Moyá.

Horas más tarde disfrutó de la espectacular vista de Acapulco
y posó junto al letrero del certamen instalado en la arena del
hotel Princess Mundo Imperial.

La realidad es que Rafa se divirtió y continuó con el
desarrollo de su preparación previo al inicio del campeonato.

Con quién se volaron la barda fue con la canadiense Bouchard,
número 44 del mundo y máxima atracción de la rama femenil.

Eugenie llegó a la sede del evento justo el día que cumplió
23 años de edad, situación que no pasó desapercibida para los
organizadores.

Con un pastel de chocolate, adornado por una raqueta y con el
mensaje de “Happy Birthday” (Feliz Cumpleaños), fue recibida
la norteamericana por los organizadores en el hotel sede del
evento.

Raúl Zurutuza, director del torneo, le dio un abrazo de
bienvenida y el mariachi le cantó las mañanitas. Un recibimiento
muy mexicano para una de sus grandes visitantes.

Fue un día que jamás olvidará Bouchard por las
características de su festejo. Aunque seguramente estará en su
mente si se lleva el torneo.

Otros jugadores que pasearon por el maravilloso lugar, antes de
su debut, fueron el español Feliciano López y la alemana Andrea
Petkovic. Ellos lo hicieron en un lugar emblemático de las playas
guerrerenses: la Quebrada. Desde unas de las cimas del destino
turístico, ambos se retrataron junto a la bandera de México. Su
felicidad se mostró de inmediato junto con los favoritos de la
gente en redes sociales.

En el 2016, las jugadoras de la WTA premiaron al Abierto
Mexicano de Tenis como el mejor del año, y van en camino a
repetirlo.