abc Radio


Lorena Ochoa renueva ilusiones al conducir programa de golf

T
ener el placer de conversar con un deportista del Top Mundial es un privilegio. Más aún si se trata de una mexicana como la taparía Lorena Ochoa quien es un hito en la historia del golf. En la actualidad se mantiene en el retiro de las competencias de campo, disfrutando de sus éxitos, entre los que destaca su inducción al Salón de la Fama del Golf en septiembre del año pasado.


Desde hace cinco temporadas tiene a su cargo el programa ¡Vive el golf!

en CNN en español. En ese marco, ESTO fue invitado a la grabación, donde Lorena fue anfitriona del otrora portero de futbol, actual comentarista y practicante de golf Jorge Campos.

Debido a que la golfista previamente fue operada de la muñeca derecha dado a que presentó rotos dos tendones y otro muy lesionado, no lograron disfrutar del poder competir por todos los hoyos, sin embargo, se jugó uno con el llamado “futgolf“.
Amena, sonriente y siempre a toda velocidad, Lorena atendió las preguntas antes de salir a buscar al kínder a uno de sus pequeños.


-¿Cómo vives esta etapa como presentadora de un programa enfocado a la difusión del golf?



Estoy disfrutando ampliamente esta etapa de mi vida. Me siento feliz por ser mamá de tres hijos pues son un regalo que Dios me ha dado y el poder combinar mis actividades en casa con mi programa de televisión; es maravilloso. El año pasado fue bonito e importante por mi inducción al Salón de la Fama Mundial. En lo que va de este año estoy activa en muchos sentidos pues por el programa estoy actualizada en el tema del golf, puedo dar mi opinión y conceptos lo que para mi es muy importante; realizo actividades con mis patrocinadores; tengo mucho trabajo con mi Fundación La Barranca en Guadalajara para mantener a mis niños en el tema de la educación.


– ¿Qué ha sido lo más complicado, como presentadora de televisión?

Poder hablar lento ¡Ja ja! porque siempre he hablado muy rápido. Ha sido un reto. Lo hago con puros amigos y eso es algo muy padre.


-¿Cuál será el siguiente paso, tras la conclusión del torneo llevó tu nombre?

El año pasado concluyó en la décima edición con el evento especial de traer a las jugadoras del Hall of Fame: Juli Inkster, Su Ri Pak y Annika Sorenstam, esa fue nuestra despedida del torneo. Ahora estoy tratando de hacer un nuevo proyecto, pero más adelante diremos qué vamos a traer a nuestro país.


-¿Cuál es tu análisis del golf que actualmente juegan los mexicanos?

En la parte amateur tenemos a varias jugadoras que van muy bien. A María Fassi de Pachuca pero que está radicando en Estados Unidos. En la parte profesional la mejor jugadora es Gaby López pues ha obtenido grandes resultados a nivel internacional, inclusive varios top ten dentro de la LPGA. Los hombres también lo hacen bien; varios ya tienen su tarjeta completa dentro de la PGA. José de Jesús “El Camarón” Rodríguez fue Jugador del Año del PGA Tour Latinoamérica, tuvo el estatus completo en el Web.com Tour en este 2018 y ya ganó el torneo de Indiana.

Me siento feliz de ver la forma en la que ha crecido el golf en nuestro país y de ser parte de ese movimiento.


Cómo valoras tu inducción al Salón de la Fama?

Fue la noche más bonita de mi carrera. Me cuesta dimensionarlo; lo importante es que ya estoy ahí para siempre y vamos a poder regresar para recordar. Tengo muchas ganas de llevar a St. Augustine, Florida, donde está el museo, a toda mi familia para que pueda ver la exposición tan bonita que tienen acerca de mi carrera, de mis trofeos; hay que seguir celebrándolo con mis seres queridos.


– ¿Tus pequeños ya practican golf?

Sí, Pedro y Julia que tienen seis y cuatro años, respectivamente, ya están empezando. Le pegan, les gusta y se divierten. Diego apenas tiene dos años. De momento a la que más le gusta es Julia; vamos a ver qué pasará más adelante.


-¿Cotinúas con la labor social?



Si podemos practicar el deporte que más nos gusta y al mismo tiempo ayudar a una causa hay que hacerlo porque como deportistas tenemos una responsabilidad social, Hay que estar disponible para ayudar en todo lo que se pueda, porque estoy muy agradecida por lo que he logrado pues tengo mucho más de lo que jamás imaginé.