abc Radio


Pastor, buena impresión en su debut madrileño

  • Domingo 30 de julio de 2017
  • en Deportes

Un encierro bajo de raza compuesto por ejemplares de las ganaderías de Castillejo de Huebra y José Manuel Sánchez puso la novillada cuesta arriba para la terna que participó en el tercer festejo del Certamen Internacional de Novilladas que se realizó anoche en la plaza Las Ventas de Madrid, donde tomó parte el mexicano José María Pastor quien a pesar del escaso juego de los astados dejó una buena impresión.

Pastor se hizo presente en un emocionante quite por caleserinas al primero que correspondió al primer espada.  Al segundo, novillo de su debut, lo saludó por verónicas templadas y protagonizó el tercio de banderillas destacando el último par. Se manejó con solvencia y pericia en todos los tercios, sin dar nunca sensación de desacople al animal europeo. Toreó con la mano bajo por el pitón derecho pero le faltó reunión al conjunto de la faena. Fue novillo pronto pero no fácil, porque tendió a protestar en las telas y el mayor mérito del hidrocálido fue precisamente templar y encauzar esas embestidas sin dejarse tropezar los engaños. Su falla, la espada, que concretó hasta la tercera tentativa.

El quinto fue manso y lo hizo patente en varas ya que acometió sin raza ni entrega. Eso se repitió en la muleta de José María, que tuvo ligar los pases de uno en uno, porque el toro se desentendió de los engaños después de cada pase, trató en vano de que el cónclave se interesara por su actuación. Toreó con la mano bajo por el pitón derecho pero la condición del novillo no permitió faltó reunión al conjunto de la faena. También lo pinchó.

De sus alternantes se anota que Mario Sotos toreó asentado al cuarto pero la estocada hizo guardia, del primero no hay nada que destacar. Mientras que Diego Luque comenzó la faena al tercero de rodillas en el tercio con pases por alto. Le dejó la muleta puesta al novillo para ligar los muletazos. El animal tuvo poco recorrido y él utilizó un pase cambiado en el final de faena con el novillo ya apagado para captar la atención del público. Tras la estocada tendida tardó en caer. Mató de varios pinchazos al último de la noche, muy serio, que no se empleó en la muleta.

El balance final fue: Más de un cuarto de entrada. Novillos de Castillejo de Huebra – José Manuel Sánchez (1º, 4º y 6º), desigualmente presentados, bajos de raza y deslucidos. Mario Sotos (ovación y silencio tras aviso); José María Pastor (silencio tras aviso en ambos) y Diego Luque (silencio tras aviso en ambos). (www.las-ventas.com)