abc Radio


Pierroth Jr. le quitará la máscara al Chapopote Azul

“Le voy a quitar la máscara al Chapopote Azul. Ya le he dado
una muestra de cómo va a quedar el 17 de marzo en la Arena México
y es más, se va ir a Francia por paquetería. Espero que se
prepare muy bien, porque la lucha no es para niñas y él se la
pasa llorando. Lo único cierto es que su retiro está cerca”,
dijo el polémico Pierroth, en una amena entrevista con Rosalinda
Coronado, subdirectora de nuestro Diario Deportivo ESTO.

La Bestia del Ring, como muchos aficionados lo conocen, se está
preparando física y mentalmente para el gran encuentro de este
mes. Las horas en el gimnasio se han hecho más largas y siempre
apoyado por el Pequeño Pierroth, buscando los posibles ases que
pueda tener su contrincante. Pero el poder de los Ingobernables se
sobrepondrá y eso lo han dejado ver en cada función, y mientras
lo tenga enfrente, no lo dejará ni un minuto solo para tener
ventaja sobre él.

El CMLL echará la casa por la ventana con la primera función
fuerte del año denominada “Homenaje a Dos Leyendas”, en la
majestuosa Arena México; ahí se le reconocerá al Villano III su
trayectoria, quien hace 17 años perdió su máscara en una
espectacular entrada frente a Atlantis. Los boletos para dicho
encuentro ya están a la venta, en donde los actuales campeones
mundiales de tríos del CMLL Místico, Volador Jr y el Valiente
enfrentarán a Mephisto, Luciferno y Ephesto. Antes, Último
Guerrero expondrá el campeonato mundial histórico medio NWA, ante
el norteamericano Matt Taven.

La polémica que han causado Los Ingobernables ha sido una
referencia en la lucha mexicana, pues son más rudos que muchos
rudos, el único propósito es humillar, salir victoriosos sin
importar el aplauso del público. Y que por esa situación, el rudo
se ha distanciado de sus hijos Dragón Lee y Místico; ya que sólo
buscan los aplausos y reconocimiento calificándolos de ovejas
negras. Ser Ingobernable “es trabajar en equipo, no somos
montoneros. La lucha libre es un deporte para machos, los aplausos
son para las niñas”, subrayó. En esta faceta, quiso arriesgarse
y cambiar los colores de la máscara tradicional en amarillo y
negro, pero los verdaderos conocedores, saben que se trata de
Pierroth.

Detrás de toda esa rudeza en el ring, Pierroth dejó ver a un
hombre que tuvo tropiezos que no lo detuvieron y como buen padre
apoyó a sus hijos en todo momento, por encima de cualquier
persona, y después buscó su realización personal. Pasó por una
etapa muy difícil como papá soltero; sobreponiéndose y
convirtiéndose en un hombre con gran carácter e inculcando en sus
hijos que la vida es dura y siempre hay que levantarse, pero
siempre ir detrás los primeros lugares.

Pierrotito  ha sido un amigo, un maestro, un guía y vio
crecer, desarrollarse a Rush. A pesar de la tranquilidad con la que
se dirige a la gente, confesó ser una persona muy estricta.
Orgulloso de tener 25 años como luchador profesional, tiene en
mente salir airoso en la lucha por el campeonato mundial de
Pequeños Estrellas del CMLL, este domingo en la Arena México ante
Shockercito, quien a pesar de ser de los más chiquitos, es un
rival difícil de vencer.

Estamos seguros de que a estos grandes luchadores tendrán mucho
éxito en sus compromisos y los momentos de tensión para Pierroth
serán más intensos conforme pase el tiempo. Seguramente saldrá
victorioso, pues es un ganador.