abc Radio


Sergio Flores pegó otro manotazo, es un auténtico triunfador

  • Martes 18 de abril de 2017
  • en Deportes

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA

UN manotazo más pegó en la mesa el matador tlaxcalteca Sergio Flores, luego de cortar el domingo pasado una oreja en la primera corrida del Serial Taurino de Aguascalientes. Ello le colocó como el máximo triunfador y ganador de la Oreja de Oro que puso en disputa la Asociación de Matadores.

No causa extrañeza que Sergio esté triunfando en todas las plazas de México, producto de una sinergia cuando la moral está en todo lo alto propiciada precisamente por la contundencia con que sale a los ruedos. No es más que el significado a creer en uno mismo, en que llegar a ser figura del toreo es una oportunidad abierta para todos los toreros, pero que se logra creyendo en la convicción personal, superando los complejos y sintiéndose el número uno si en eso se basa la búsqueda individual. Si no te la crees, no lo serás.

Sergio está concentrado en su objetivo, lo traduce cada tarde, le brota por los poros y lo más importante es que se la cree. El resto está llegando por sí solo, es la respuesta a lo bien hecho y a la entrega que el torero ha puesto en todo lo que está haciendo.

A punto estuvo de salir a hombros en la Monumental de Aguascalientes; a su primero toro, Constructor, con 522 kilos, le cortó una oreja bien ganada luego de la faena que construyó. Y ante este toro de Santa fe del Campo, el tlaxcalteca desmoronó su toreo por nota, dejando un muestrario donde más que adornos predominó el sitio y firmeza, hablando así de la preparación que lleva acabo todos los días, amén que no deja de torear. Y estas circunstancias han atrapado a Sergio en un circulo sano, donde estar frente a los toros es el pan de cada día y todo se convierte en aplausos.

Pero también, y sabedores todos, la misma exigencia que Flores mantiene con él mismo es el doble filo que sus éxitos pueden tener; la altura en que pone el pañuelo cada tarde debe ir a más, sin siquiera echarse para atrás cuando de agarrar más vuelo se trata. Ese es el eslabón más importante que hace a un torero figura del toreo, mantener siempre la iniciativa en los ruedos y la acción al cien por ciento. Basta ver a las máximas figuras del toreo que toda la vida han mantenido a tope su paso en los ruedos y eso, eso es lo más complicado, a lo que Sergio está por enfrentarse. Viendo su alegría, su toreo lleno de vida, su juventud que la hace valer en todo momento cuando está en el ruedo, creemos que no le será complicado mantener este ritmo y posicionarse pronto como matador insignia de México.

España ya llegará, a su debido tiempo; me parece que la estrategia de colocarse en primer sitio en su país es la óptima; hacerse de más moral y seguridad es la llave que le reforzará su carácter para hacer lo mismo en la Iberia, con toda seguridad. España requiere de mucha confianza, de gran certeza y esta sinergia que crece cada día en México, por naturaleza, pondrá a Sergio en sitio allá en ruedos de Europa.

En lo personal, muy personal opinión, me parece que las distinciones que otorgan los diferentes grupos encargados de decidir quienes son o no los triunfadores de la Temporada Grande en la Plaza México, han pasado muy por alto el paso de Sergio Flores en este coso titular; no existe duda que él es la autentica revelación y el triunfador absoluto de la temporada. El hecho de sobresalir con Puertas Grandes en mayor numero que las figuras anunciadas lo convierten automáticamente en un ganador y hacerse notar sobre los diestros de gran talla se le llama revelación. No me refiero a faenas, sino al resultado; Sergio, a sus alcances, consiguió labores recias y destacadas que lo llevaron a salir dos veces a hombros. Ahora mismo sería quien debería arrasar con los premios.