abc Radio


Adoptan a pequeña tigresa y miman como su bebé

Elsa, de cuatro meses, nació en un circo ambulante y fue
rechazada por su madre. Ahora, la pequeña tigresa siberiana vive
atendida por una pareja humana, y está creciendo deprisa.

Monica Farell y Saad Rose, que gestionan un parque con 13 tigres
y cinco leones cerca de la costa Báltica en Alemania, cuidan de
Elsa en su casa. Allí le dan leche de felino en biberón, junto
con pollo, ternera y yemas de huevo.

“Es un trabajo a tiempo completo, como con un bebé”,
señaló Farell. Eso incluye llevar a Elsa a pasear por el bosque o
por la playa.

Está previsto que Elsa, que ya tiene garras afiladas e
instintos de cazadora, se mude a un recinto en el parque de tigres
en marzo, con una tigresa mayor como vecina.