abc Radio

Alazraki y Cuarón, unidos por el cine y México

Gary Alazraki entrevistó a Alfonso Cuarón y se sintió como cuando Leny Kravitz pudo hacerse amigo de Prince

Dos cineastas reconocidos se dieron cita para hablar de los retos y gratificaciones recibidas en torno la película Roma. Se trata de Gary Alazraki, (Nosotros los nobles) y de Alfonso Cuarón, cuya cinta, está nominada a 10 premios Oscar y quienes fueron reunidos por Studio Universal.

El productor de Club de Cuervos, expresó en conferencia telefónica, su admiración por el cineasta, y afirmó que para él “Alfonso ha sido una especie de maestro que he estudiado de lejos y que poco a poco he tenido oportunidad de acercarme más, me sentía como el día que Lenny Kravitz pudo hacerse amigo de Prince (risas), es uno de los directores que por su estilo es lo que más yo aspiro a hacer”.

El director aseguró que le han realizado muchas entrevistas a Cuarón por lo que “casi todo lo puedes encontrar en los medios”, sin embargo considera como el aporte de su entrevista el cuestionamiento que realizó en torno a qué buscaba el cineasta al tener una escenografía tan detallada que no sería usada:

“Dijo que estaba persiguiendo que se le desatorarán recuerdos de su infancia, entonces tuvo que recrear el pasado para transportarnos a ese lugar, creo que esa es la magia de Roma”.

Alazraki consideró que “la definición de un director se simplifica a qué historias eliges y cómo quieres contarlas, hay como siete componentes estéticos que tienes que manejar para regular y decidir como los empleas, creo que lo que Alfonso tiene como director es una maestría de esos siete elementos, los domina de una forma espectacular”.

Entre los puntos de convergencia que encuentra en el cineasta, Alazraki expresó que yo me identifico mucho con querer explorar mi país en el cine y en la televisión en eso, me conecto con Alfonso, creo que los dos tratamos de hacer lo mejor que podemos hacer para reflejar México de una forma que se sienta honesta en la pantalla y que el público pueda conectar con esa experiencia audiovisual”.

Sin embargo, él se reconoce más como estratega “en tratar de asegurarme que encuentre un público” y agregó que lo anterior tal vez “tiene que ver por dónde estamos cada quien en nuestra carrera, él ya esta consolidado y yo a penas estoy empezando, Alfonso es muy valiente en el sentido de hacer una película en blanco y negro, que tenga un ritmo, sin preocuparle el desempeño comercial de su trabajo”.