abc Radio


Alumnos del TEC buscan solución a quemaduras

A
lumnos del Tecnológico de Monterrey campus Estado de México se propusieron la creación de un fármaco para el tratamiento de quemaduras.

Dicho proyecto no se queda sólo en las aulas, ya que con esa idea están participando en el iGEM Team 2018, concurso internacional donde alumnos universitarios de todo el mundo plantearan avances en biotecnología.

En entrevista con El Sol de México, Pamela Jiménez Tapia y Armando Cortés Reséndiz, alumnos de ingeniería en biotecnología del Tec de Monterrey campus Estado de México, explicaron que la idea es producir un medicamento que acelera la regeneración de las células dañadas por quemaduras, uno de los problemas de salud pública que tiene mayor repercusión a largo plazo.

“Lo que tratamos de producir es una molécula que ayude a las células a dividirse más rápido, la producimos en bacterias y eso nos ayuda a tener una producción muy grande de esta molécula. Probamos esta molécula al ponerla en contacto con células dañadas y lo que deberíamos ver es que las células se regeneran mucho más rápido que aquellas que no están en contacto con la molécula”, dijo Armando Cortés.

Para realizar las investigaciones, los alumnos reciben apoyo en instalaciones del Tec de Monterrey campus Estado de México, y de parte de su cuerpo académico, en especial de los profesores Jacqueline Oliva, Juna Carlos Amador, Ana Laura Torres y Yolanda García.

El resto del equipo está integrado por Karla Soto Blas, María José Ugarte Orozco, Rodrigo Valencia Ocampo, Raúl García Covarrubias, Arantxa Karam Coppola, Nailea Chantal Ravelo Tapia, Joel Lara Quintana, Luis Santiago Mille Fragoso, Ariadna Vázquez Torres, Juan Carlos Rueda Silva, Édgar Daniel Contreras Navez, Rodrigo David Gonzalez, Alejandro Mejorada López y Uriel Ortega Gómez.

En México, la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud registró durante las primeras 34 semanas de este año, 70 mil 474 casos de quemaduras; según números oficiales, esta es la tercer a causa de muertes entre niños en nuestro país. Ante este panorama, los alumnos del Tec vieron una oportunidad de desarrollar una solución a un problema real en la sociedad mexicana.

Pamela Jiménez indicó que por eso pudieron entrar al concurso iGEM Team 2018, el cual no sólo requiere un avance científico destacado, sino que le sea útil a la sociedad; en este caso, la atención a las quemaduras.

“Este concurso sirve para darle aplicación a la biología sintética en diferentes áreas del conocimiento para tener un avance tecnológico. Puede que algunos se enfoquen en tecnología, en desarrollo de nuevo conocimiento primario, terapeutas, medicamentos. Son las áreas donde uno puede especializarse y enfocar su proyecto”, dijo la alumna.

PRESENCIA INTERNACIONAL

Para su edición 2018, el Tecnológico de Monterrey es la única institución mexicana que compite, y lo hace contra universidades como Harvard, Stanford, MIT, Heidelberg, Oxford y Cambridge.

Al ser una competencia de tanto nivel, los proyectos también deben de tenerlo.

Por ello, es que el equipo se compone por alumnos de diferentes ramas del conocimiento, desde las cuencas sociales, la biología, computación, ingeniería industrial, entre otros.

“Nuestro proyecto incluye esa parte, la competencia y la organización que diseña la competencia exige que haya una parte social, y que tengamos la interacción con las personas que sufren el problema que pretendemos resolver”, añadió Armando Cortés.

Otra parte fundamental del proyecto es el diseño de hardware (por eso la importancia de tener ingenieros en computación e industriales en el equipo) y la presentación de un modelo matemático para robustecer su trabajo.

“Para el área de hardware, estamos desarrollando un dispositivo para simular el entorno de la piel. Es un dispositivo pequeño donde se hace un cultivo celular y se prueba ahí el fármaco que es una proteína, se hace la simulación”, dijo el estudiante del proyecto.

VISIÓN A FUTURO

Aunque la idea nació en las aulas, el equipo de estudiantes busca que no se quede en sus cuadernos, sino llevarlo, en el mediano plazo a un fármaco al alcance de toda persona que sufra alguna quemadura.