abc Radio

Aprenda a encontrar a la galaxia de Andrómeda

Prepare un telescopio o binoculares y una brújula

Germán Martínez Gordillo/ Sociedad Astronómica de Puebla Germán Martínez Hidalgo A.C.

Artículo No. 1187

Desde el 17 de julio hasta el 24 de agosto, pequeñísimos restos del cometa 19P Swift/Tuttle chocan contra nuestro planeta, como sucede año con año, produciendo la hermosa lluvia de estrellas o meteoros, Perseidas. Del 10 al 15 de agosto serán los días de más meteoros a observar, menos de 100 cada hora, sin embargo, en 2019 la luminosidad de la Luna borrará muchos meteoros de brillo débil. En los días de menos actividad, el número de meteoros a observar disminuye.

Mientras espera a las Perseidas, bien puede observar una galaxia. Necesitará binoculares o telescopio, un cielo despejado y el deseo de enamorarse del brillo de Andrómeda.

MITOLOGÍA

En las profundidades del mar habitaban las ninfas nereidas, hermosas jóvenes, vestidas con túnicas blancas con bordes de oro y coronas de coral rojo. Una de ellas, Anfítrite, era esposa de Poseidón (Neptuno), el dios de los mares. Todas ellas formaban el cortejo de Poseidón.

En Jopa, reino situado a veces en Etiopía o a veces en Yafo Tel Aviv, reinaba Cefeo y su esposa Cassioeia, ambos eran padres de la bella Andrómeda.

Era costumbre de Cassiopea presumir su belleza sobre la de las nereidas, o la belleza de su hija Andrómeda.

El atrevimiento de Cassiopeia ofendió a las nereidas, quienes solicitaron a Poseidón la castigara.

El dios de los mares envió al monstruo Cetus, la ballena, a destruir el reino de Jopa. El oráculo de Amón sugirió el sacrificio de Andrómeda ante Cetus para salvar al reino. Los reyes no tuvieron otra opción.

Estando Andrómeda encadenada a una roca a la orilla del mar, a la espera de su fatal destino, volaba de regreso Perseo, usando los zapatos alados de Hermes. Perseo venía de matar a la Medusa Gorgona, una mujer horrible con cabellos de serpiente y el poder de petrificar a quien la viera a los ojos. De su sangre nació el caballo alado, Pegaso.

Perseo vio a Andrómeda encadenada y se enamoró de ella. Bajó y se enfrentó a Cetus, con una enorme ventaja, traía la cabeza de la Medusa, que conservaba la mirada petrificante. En el combate, Cetus vio a la Medusa, y cayó petrificado en las profundidades del mar, dio origen a un coral.

Estando Andrómeda encadenada a una roca a la orilla del mar, a la espera de su fatal destino, volaba de regreso Perseo, usando los zapatos alados de Hermes. Perseo venía de matar a la Medusa Gorgona, una mujer horrible con cabellos de serpiente y el poder de petrificar a quien la viera a los ojos. De su sangre nació el caballo alado, Pegaso.

Perseo vio a Andrómeda encadenada y se enamoró de ella. Bajó y se enfrentó a Cetus, con una enorme ventaja, traía la cabeza de la Medusa, que conservaba la mirada petrificante. En el combate, Cetus vio a la Medusa, y cayó petrificado en las profundidades del mar, dio origen a un coral.

Perseo y Andrómeda se casaron y tuvieron varios hijos, los perseidas. Uno de ellos, Perses, es el padre de las persas.

En las siguientes noches, mientras admiramos a las Perseidas, pidámosle a Cassiopeia, nos conceda el brillo de Andrómeda.

LA GALAXIA

Prepare un telescopio o binoculares y una brújula. En su jardín o patio apague la luz, espere 20 minutos a que sus ojos se adapten a la obscuridad, ya que deslumbrado no observará ni la galaxia ni a las estrellas que servirán de guía.

Durante agosto programe su observación para la una de la madrugada. En septiembre, a partir de las 11 de la noche. En octubre a las 9 de la noche y para noviembre y diciembre desde que obscurece.

Comencemos.

Vea al noreste, brillarán las estrellas de la constelación de Cassiopeia, es fácil identificarla, tiene forma de W inclinada.

Como se observa en el mapa, una “punta” de Cassiopeia nos dirige ¡a la galaxia de Andrómeda! Es una pequeña nube de brillo tenue.

Otro método para encontrarla, es con Pegaso.

De Cassiopeia, vea al este, brillan cuatro estrellas que forman un cuadrado, la constelación de Pegaso, el caballo alado. La estrella más brillante, en el lado inferior norte (izquierda), pertenece a la constelación de Andrómeda, es llamada Alpheratz o Sirrah.

Apoyándose en el mapa, de (1) Alpheratz, vaya a (2) la estrella delta and, después a (3) Mirach o beta and.. A (4) mhi and, y luego a (5) nhi and. Sin perder de vista esa pequeña estrella, dentro del campo de visión de sus binoculares o telescopio observará una nubecita de brillo tenue ¡la galaxia de Andrómeda!