abc Radio


Alumnos de la Universidad Autónoma de Aguascalientes crearon una mano ortopédica

  • Jueves 18 de enero de 2018
  • en Ciencia

Alumnos e investigadores de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) crearon una mano ortopédica cuyo costo en el mercado será hasta diez veces menor a las que actualmente existen.

El dispositivo, que se espera se encuentre disponible al público en aproximadamente dos años, descifra los impulsos mioeléctricos enviados por el cerebro a los músculos del muñón de personas amputadas o con defectos congénitos y los transmite a un mecanismo electromecánico que le ofrecerá al usuario la posibilidad de presionar con una fuerza de hasta 1 newton, suficiente para levantar diez kilogramos.

El software y el mecanismo mecánico de la prótesis fueron diseñados y construidos por cuatro alumnos y tres profesores del Departamento de Ingeniería Biométrica de la Autónoma.

Ivonne Bazán Trujillo, investigadora corresponsable del proyecto, explicó que el costo de producción de esta prótesis es cercano a los diez mil pesos. Al público se ofrecería a un precio todavía más bajo.

La prótesis comercial más barata actualmente tiene un precio de más de 60 mil pesos, más el costo de rehabilitación.

El sistema de motores y mecanismos de la mano eléctrica está diseñado cuidando los estándares de peso y facilidad para su operación.

Actualmente el Departamento de Ingeniería Biomédica de la UAA trabaja en el perfeccionamiento del software y el diseño estético, lo que permitirá que a simple vista parezca una mano normal.

El prototipo incluye un programa que se puede operar desde una tablet, donde el paciente amputado deberá trabajar en la contracción y relajación de músculos, para que llegado el momento, no tenga problemas en utilizar el mecanismo. Esta interfaz permite también que la rehabilitación previa se realice en la comodidad del hogar de la persona que le será colocado el aparato.

Alfredo Reyes García, también investigador de la UAA, precisó que mediante este software, se detectan también puntos de cambio de la señal donde se activan y se desactivan los músculos, además de que puede dar una idea si hay un atrofio muscular o algún problema del sistema nervioso que mande la señal y los músculos no se contraigan o se relajen, reduciendo los tiempos de diagnóstico y facilitando la adaptación del paciente.

“Para implantar esta prótesis solo necesitamos que el paciente tenga en buen estado los músculos a través de los cuales se envían señales del cerebro a la mano. En cuanto se tienen identificados los músculos y se realiza el entrenamiento previo, se coloca un socket que se acopla al muñón, no se requiere de cirugía”, explicó.

 

NUMERALIA

500 gramos pesa el sistema completo

300 gamos pesa una mano normal de un adulto

 

“Se alimenta con baterías de nueve voltios, que puedes conseguir en cualquier supermercado, lo que permite no mantener un costo de operación muy bajo y no se aumenta el peso del dispositivo”

Ivonne Bazán Trujillo

Investigadora de la UAA