abc Radio


Cuenta de 4 mil pesos con menos de 100 de propina, causa enojo de mesera y polémica en redes

Consumo de cuatro mil pesos con menos de cien de propina, enciende el debate en redes sobre condiciones de trabajo de meseros

José Luis Pérez | La Prensa

Un nuevo debate ha iniciado en las redes sociales, luego de que una mesera se quejara por haber recibido una propina de 87 pesos por una cuenta de cuatro mil; luego de que publicara en su cuenta personal esta queja, los comentarios y discordancias subieron de tono.

Aunque no hay regla alguna que obligue a los consumidores de entregar propina a meseros, esta gratificación se da al personal de un restaurante, bar o cantina por la buena atención que tienes los asistentes durante su estadía. La misma por “tradición”, oscila entre el 10 y el 20 por ciento.

Mejor exijanle a su patrón que les pague un salario digno. Porque aquí hay un gran problema por si no lo sabes cuando…

Posted by Jim Ake on Monday, 11 November 2019

Por lo anterior, una mesera de una cadena restaurantera conocida por contratar a su personal por su buena apariencia física que lucen en provocativos uniformes, se quejó en su perfil de Facebook por la mínima cantidad que recibió de propina.

“Si no tienen para pagar un servicio, no salgan a restaurantes amigos”, se lee en la publicación que muestra una fotografía con el ticket de consumo por 4 mil pesos, con una propina de apenas 86 pesos, “pidan en su casita, para llevar y tomen en su casa”, agrega.

Quizá lo que más caló a los usuarios de redes sociales es la última parte del mensaje, en donde reclama “No tengo porque andar pagando su servicio, gatos” acompañados de un par de emojis.

La publicación tomó otra dimensión luego de que el usuario Jim Ake la compartiera en su muro, el mismo no se centró en la queja de la mesera, sino en exigirle a los restauranteros pagarles “un salario digno” a su personal.

Fue entonces que se abrió un debate con posturas encontradas, muchos contando su experiencia al “meserear”, y otros tantos reclamando por la mala atención que como consecuencia, hizo que clientes dejaran de propina solo algunas monedas por el mal servicio.