abc Radio


Dale, dale, dale… no pierdas el tino… El origen de la piñata mexicana

  • Miércoles 20 de diciembre de 2017
  • en Doble Vía

De origen chino, de donde pasó a España y de ahí a México, la piñata forma parte de las tradiciones mexicanas más acendradas, y la familia de Isabel Mancilla se ha dedicado por años a su fabricación en la Ciudad de México, en diferentes variedades y de tamaño monumental que incluso exportan.

En entrevista, doña Isabel refirió que actualmente China produce piñatas que transportan plegadas, ahorrando espacio, para trasladar millones a bajos precios, lo que significa una fuerte competencia con las mexicanas, que ocupan un volumen normal. Además, aquellas son frágiles y se romperán con el primer golpe.

Conocedora del tema, refirió que el nombre de piñata se le puso en Italia y que cuando fue introducida a México, durante la época de la Colonia, estuvo a punto de ser prohibida, entre 1788 a 1796, “porque era demasiada fiesta, era mucha alegría, decían ¡cómo convertir algo tan serio en algo vano!”.

Como algo propio de los mexicanos, relató que este negocio familiar fabrica piezas que se venden en comercios, se exhiben en plazas comerciales e incluso se exportan a Estados Unidos o países de Europa.

“Empezó todo con el papá de mis hijos, que ya no está con nosotros, pero nos dejó una tradición”, detalló.