abc Radio


Doctoras tienen mejor mano para que pacientes no se mueran

Las personas mayores que son tratadas por doctoras en el
hospital tienen índices de supervivencia considerablemente más
altos y menos recaídas que las que son atendidas por hombres,
señaló un estudio estadunidense.

El hallazgo, divulgado en la publicación especializada Journal
of the American Medical Association (JAMA) Internal Medicine, se
apoyó en una muestra de más de un millón de personas cuyos
registros médicos fueron analizados de 2011 a 2014.

Quienes tuvieron doctoras fueron significativamente menos
propensos a morir en 30 días de internación o a ser reingresados
en los 30 días posteriores al alta.

Si los hombres pudieran lograr el mismo éxito que las mujeres
en este ámbito, los investigadores estimaron que habría 32 mil
muertes menos cada año solo entre los pacientes de Medicare, un
grupo que incluye personas mayores de 65 años.

La cifra se aproxima al número de muertos en Estados Unidos por
accidentes automovilísticos en un año, según el informe.

“La diferencia en las tasas de mortalidad nos sorprendió”,
dijo el autor principal Yusuke Tsugawa, investigador asociado en el
Departamento de Políticas y Gestión de Salud de la Escuela de
Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard.

“El género del médico parece ser particularmente
significativo para los pacientes más enfermos”, agregó.

El estudio fue descrito como la primera evaluación nacional de
su tipo para comparar los resultados entre los pacientes de
médicos de sexo femenino y masculino.

Se encontró que los pacientes tratados por una médica tenían
un riesgo relativo cuatro por ciento menor de morir prematuramente
comparado con los tratados por hombres.

Los pacientes atendidos por doctoras tuvieron un riesgo relativo
cinco por ciento más bajo de ser reingresados a un hospital en los
siguientes 30 días tras el alta.

El estudio no profundizó sobre en qué residían las
diferencias.

Sin embargo, investigaciones previas han demostrado que las
doctoras tienden a seguir las pautas clínicas más rigurosamente
que los hombres, y que las mujeres ofrecen una comunicación más
centrada en el paciente.

Comprender mejor los diferentes enfoques es ahora más
importante que nunca, estimó el autor principal, Ashish Jha,
profesor de políticas de salud y director del Harvard Global
Health Institute.

“Hubo una enorme evidencia de que los médicos de sexo
masculino y femenino practican la medicina de manera diferente.
Nuestros hallazgos sugieren que esas diferencias importan y son
importantes para la salud del paciente”, dijo Jha.